Entrevista con Ana V. Bojórquez, por su película "La Casa más grande del mundo"

« Yo no concibo el cine, hasta este momento, que no está ligado a lo que soy, a mí como guatemalteca. » Ana V. Bojórquez

Ana V. Bojórquez fue presente en Paris en octubre 2015 para presentar su su primero largometraje codirigida con Lucía Carreras La Casa más grande del mundo en el festival Viva Mexico.

 

Ana V. Bojórquez © DR Ana V. Bojórquez © DR

 

Cédric Lépine : ¿De donde viene la idea de hacer esta película?
Ana V. Bojórquez :El proyecto surge en los pasillos de una escuela de ciné donde Edgar Sajcabún y yo estiudiábamos cine. Edgar estudiaba guión, yo estudiaba fotografía, soñando sobre la posibilidad de hacer una película en un país como Guatemala donde no hay una producción constante de cine. Empezamos a imaginar esta historia. Edgar es arquitecto también, entonces tenía la oportunidad de viajar por estos lados trabajando y yo por cosas familiares viaje mucho desde niña. Como que compartíamos esta admiración por este lugar y ambos habíamos tenido contacto. Guatemala es un país pequeño, sin embargo estos lugares están tan alejados de la ciudad que a veces los mismos guatemaltecos no los conocemos.

 

C. L. : ¿La escuela fue por ti un buen lugar para aprender a hacer cine?
A. V. B. :
Creo que la escuela es un lugar bastante utópico en donde puedes experimentar con muchas cosas y buscar dentro de ti que tipo de cine de cierta forma te llama. Yo no concibo el cine, hasta este momento, que no está ligado a lo que soy, a mí como guatemalteca. Y nada, realmente creo que el lugar fue como un pretexto para contar una historia muy sencilla. Las locaciones, todo lo que es la sierra de los Cuchumatanes es un lugar hermoso, es una analogía perfecta de lo que representa enfrentar al mundo por primera vez, este mundo que es hermoso pero que a la vez cuando lo transitas es muy hostil. Creo que hubo de mi lado las imágenes impactaron de cierta forma y se complementaron muy bien con la historia. Que de hecho creo que corría el riesgo de caer en el preciosismo que no queríamos, de cierta forma hacer una película que fuera una especia de catálogo turístico del país y de ahí fuimos muy cuidadosos a la hora de encontrar locaciones y todo esto.

 

C. L. : ¿Cómo fue el trabajo de actuación con los niños ?
A. V. B. :
El trabajo con los niños fue muy rico la verdad, tuvimos oportunidad de ver fácil 300 niños porque como teníamos que pedir autorización de todos los líderes indígenas y de las comunidades en donde rodamos, aprovechamos e invitamos a los niños. Lo manejamos todo como un juego, hacíamos muchas actividades con ellos, sólo para tener el pretexto de conversar con cada uno un minuto, dos minutos y así fuimos haciendo los grupos más chicos hasta que una semana antes terminamos con un grupo como de seis niños y un par de días antes ya decidimos. Pero sí, lo manejamos todo de una forma muy lúdica para que ellos pudieran abrirse más y perdieran el miedo a la cámara y a todos estos elementos técnicos que los rodean todo el tiempo.

La Casa mas grande del mundo © DR La Casa mas grande del mundo © DR

 

C. L. : ¿Puedes comentar el título ?
A. V. B. :
El título de La Casa más grande del mundo se refiere al espacio en que la niña vive para ella todo lo que alcanza a ver que es de cierta forma su casa y al salir por primera vez al mundo, por querer construir la casa más grande del mundo, era un poco así la analogía, de lo que es esa emoción con la que todos salimos al mundo y queremos construir esto. Que es grandioso pero como a la vez cuando transitas este camino hostil comienzas a tener miedos y todo lo que le sucede a nuestra niña.La idea del puente era porque la niña tiene miedo a lo que no ve, muchas veces cuando enfrentamos lo desconocido, más que todo la primera vez que salimos al mundo enfrentamos lo desconocido y lo que más miedo nos da es todo eso que es incierto todo lo que no podemos ver, entonces la neblina representa un poco de lo que te impide ver el camino.
Durante el rodaje no quisimos hablar mucho de la historia con los niños. En realidad lo que intendabamos el tipo de situaciones que estábamos buscando era lo que todos ellos habían vivido. Por ejemplo Gloria, que interpreta a Rocío en la película, es una niña que tiene un rebaño de ovejas, que su rebaño es más grande de hecho, tiene como 20 ovejas y sale todos los días después de la escuela a pastar. Entonces no platicamos bien la historia de principio a fin, más bien fuimos buscando con ellos todas estas situaciones que ellos mismos habían vivido. Y realmente siempre quisimos centrarnos en la niña, en la humanidad del personaje en como ella va a afrontar estos sentimientos de miedo e incertidumbre, la primera vez que enfrenta el mundo y cómo cada vez que tiene que enfrentar algo nuevo igual, sigue sintiendo como un niño que tiene que perder esos miedos. Hay muchas cosas en el contexto de la pellicula que no quisimos enfocarnos en nada que fuera socio-político.

 

C. L. : Se trata también del aislamiento politica de un grupo de la sociedad guatemalteca…
A. V. B. :
Creo que si son zonas muy devastadas por lo que fue el conflicto armado en los años 80as justamente en las zonas en donde nosotros rodamos fue en donde se dieron masacres de unas magnitudes brutales en el país y eso provocó que la zona está, el día de hoy, con un subdesarrollo bastante marcado, de hecho estas comunidades en donde viven los niños de la historia no tiene posibilidad de estudiar más allá de la primaria.

 

C. L. : ¿Puedes hablar del tema de la educación de esta comunidad en los Altos ?
A. V. B. :
Si es un tema grave en Guatemala, además que se les enseñe en español y no en su idioma, el mam. En Guatemala hay 23 idiomas oficializados, sin embargo la educación sigue siendo en español.

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.