Censura en la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa, Perú

Denuncia por censura del libro "Género y Conflicto Armado en el Perú" en la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa, Arequipa, Perú.

 

censurado
Acaba de publicarse la segunda edición de Género y Conflicto Armado en el Perú (La Plaza Editores, Lima & Groupe de Recherche Identités et Cultures -GRIC-, Francia), libro colectivo codirigido por las investigadoras y profesoras Anouk Guiné (Universidad Le Havre Normandie, Francia) y Maritza Felices-Luna (Universidad de Ottawa), que reúne 8 capítulos escritos por renombrados académicos nacionales e internacionales: “La ‘compañera política’: mujeres militantes y espacios de “agencia” en insurgencias latinoamericanas” de María Luisa Dietrich Ortega, -peruano-austríaca; “Encrucijada de guerra en mujeres peruanas: Augusta La Torre y el Movimiento Femenino Popular”, Anouk Guiné, -francesa-; “Elena Yparraguirre: la mirada de la número tres”, Antonio Zapata, -peruano-; “Las ‘otras’ olvidadas: apuntes sobre agencia y transgresión con nombre de mujer(es)”, Marta Romero-Delgado, -española-; “La cuestión de género en situación de conflicto armado: la experiencia de las mujeres combatientes”, Camille Boutron, -francesa-; “Las mujeres sobrevivientes a penas de cárcel de más de 15 años por delito político”, Pilar Meneses García Rosell, -peruana-; “Hildebrando Pérez Huarancca, Edith Lagos y Jovaldo. Textos de combate”, Oscar Gilbonio, -peruano-; “Voces, memorias y realidades de las mujeres excombatientes en los documentales sobre el conflicto armado”, Pablo Malek, -francés-, además del prólogo de José Luis Rénique y del epílogo de Milena Justo y Jimmy Flores, sobre la participación de las mujeres en los grupos subversivos PCP-SL y MRTA. Nuestro deseo era presentarlo en Arequipa, donde hace un año se presentó la primera edición en la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa, a cargo de Alison Serruto, socióloga-docente (UNSA), Jorge Zegarra, antropólogo-docente (UNSA) y Roberta Marmanillo Aguayo, militante feminista de izquierda y activista LGTBIQ.

El mismo panel aceptó volver a presentar la segunda edición en agosto 2019. Como las gestiones con la Municipalidad de Arequipa no fueron fructíferas para este fin, el Colegio de Sociólogos de Arequipa, a través de Alison Serruto, respaldó entonces la idea de presentar el libro el 21 de agosto en la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa, hoy a cargo de Juan Carlos Barberena. Presentamos una solicitud el 13 de agosto, y dado que la biblioteca dio su aprobación al afiche físico y virtual donde informábamos del evento, vía aérea, llegué a Arequipa el 19 de agosto. De inmediato, dada la brevedad de mi visita, me dirigí a sus oficinas. Una secretaria de esta institución me dio a elegir uno de los dos auditorios, y precisó que teníamos la obligación de donar dos ejemplares del libro. En conformidad, pegamos el afiche a la entrada del local. La empleada agregó que “el espacio se ofrece de forma gratuita” y que por ende, teníamos que colaborar “voluntariamente” con la institución.

Nuevamente en conformidad con este “año de la lucha contra la corrupción y la impunidad”, alisté de mi peculio 100 soles que había previsto entregarle al día siguiente. El día 20 de agosto, a mediodía, escucho un mensaje telefónico de la biblioteca en mi casilla de voz: “Muy buenos días Srta. Anouk Guiné, estamos llamando de la Biblioteca Vargas Llosa en referencia al oficio que han presentado el día 13 de agosto, para indicarle que por favor, por motivos de fuerza mayor, no podremos estar dándoles la sala, y estamos solicitando la dirección para poder mandarles una carta con los motivos por los cuales estamos pidiendo las disculpas del caso de no poder atender su pedido. Gracias y ojala nos devuelvan la llamada. Que tengan muy buen día”. ¡Vaya sorpresa! Desconcertados, fuimos a recoger una carta escrita y firmada por el Sr. Barberena, con fecha 19 de agosto: “Me dirijo a usted saludándola cordialmente y a la vez informarle que, por motivos de fuerza mayor e indisponibilidad logística de los ambientes de la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa, no se podrá realizar la presentación del libro Género y Conflicto Armado en el Perú. Por lo que estamos a la espera para reprogramar dicha presentación. Pidiéndole las disculpas del caso y sin otro particular, me despido. Atentamente”. Buscamos encontrar personalmente al director, porque lo programado no se puede suspender de buenas a primeras. J.C. Barberena nos explicó que las autoridades del Gobierno Regional, presidido por Elmer Cáceres Llica, habían llamado ese mismo día pidiendo el uso de los auditorios para el día 21. Esto es un atropello contra una presentación programada.

Hemos denunciado en las redes sociales lo que consideramos un inadmisible caso de censura. En vez de silenciar voces científicas que estudian el conflicto armado interno, un espacio cultural -que suponemos democrático- como la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa, parte del Gobierno Regional de Arequipa, debería propiciar debates sobre el tema y los resentimientos que conlleva, abrir diálogos y difundir conocimientos anti-hegemónicos que desvelen nuevas pistas de investigación, como sucede con Género y Conflicto Armado en el Perú.

La presentación del libro tuvo finalmente lugar en la Alianza Francesa de Arequipa el día 21 a las 11.30am, gracias a la inmediata gestión de su director Frantz Benhayoun. El evento fue muy atendido por un público que estuvo a la altura de los debates que se esperan sobre el conflicto desde la perspectiva de género. Selene Belén Torres Gonzáles, decana del Colegio de Sociólogos de Arequipa, declaró por escrito: “Tuve la oportunidad de estar presente en la presentación de libro, y creo que es una oportunidad que perdió la Biblioteca, ya que, el sentido de una biblioteca es difundir el conocimiento. Perdieron esta oportunidad valiosa para ayudar en la difusión de esta investigación. Creo que el nombre los asustó”.

Esta es la trayectoria de un libro que desde su publicación ha conocido, de un lado, rechazo, difamación, ofensas desmesuradas, censura y oprobio. Y de otro lado, ponderados elogios, atentas felicitaciones e invitaciones de diversos colectivos (en su mayoría mujeres jóvenes) a nivel nacional e internacional, además de una atención pública que agotó a los pocos meses la primera edición. Es evidente que muchos no quieren mirar este ingrato episodio de la historia del país. Por mi parte, me limito a ser una simple investigadora que llegó aquí en 1991 y vive desde entonces fascinada por el Perú, por su historia milenaria y actualísima.

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.