Proyecto Hidroituango financiado por BNP-Paribas en Colombia ya cuenta 6 asesinados

Aún quedan varias preguntas sobre la mesa ¿Qué medidas de reparación adoptará el BNP-Paribas tras haber participado en la financiación de un proyecto con altos costos medioambientales e inviable financieramente? ¿Por qué haber participado en la financiación de un proyecto que se ha caracterizado por estar envuelto en escándalos de violación sistemática de los derechos humanos?

Impacto News-Tragedia en HidroItuango © Impacto News

Desviando una parte del segundo río más importante de Colombia, el megaproyecto Hidroituango pretendía convertirse en el proyecto de generación de energía hidroeléctrica más importante del país. Sin embargo, 20 millones de metros cúbicos de agua retenidos a lo largo de una represa de 79 kilómetros podrían agravar aún más la catástrofe medioambiental y humanitaria que se ha desencadenado desde el 28 de abril de 2018.

Entre el 28 de abril y el 7 de mayo de 2018 una falla técnica en la construcción de uno de los túneles de la represa provocó 3 deslizamientos de tierra en la montaña que sostiene la estructura. En 17 municipios se declaró el estado de emergencia humanitaria y más de 12.000 personas fueron evacuadas en urgencia. En la actualidad, 4 departamentos, 27 municipios y más de 113.000 personas están riesgo por un inminente derrumbe de la represa.

Localisation Hidroituango Colombie Localisation Hidroituango Colombie

Una investigación de la Contraloría General de la Republica sobre la responsabilidad fiscal de las partes implicadas en la construcción del proyecto; las incertidumbres técnicas y científicas vinculadas a la estabilidad del macizo rocoso del terreno; el desastre medioambiental y humanitario que puede desencadenar el derrumbe de la represa; una denuncia por fraude procesal; varias denuncias por violación de derechos fundamentales y culturales, así como los asesinatos selectivos de los miembros de los movimientos de víctimas que se oponen a la construcción de la represa, hacen de Hidroituango una amenaza inestimable para la vida de las poblaciones y de las especies presentes en su zona de influencia.

El proyecto

En colaboración con otros bancos europeos, canadienses y asiáticos la BNP-Paribas participa en un plan de financiación de 1.000 millones de dólares para la construcción de la represa hidroeléctrica Ituango en Colombia. 

Esta mega-obra se perfilaba como el proyecto de producción hidroeléctrica más importante de Colombia ya que, pretendía aportar el 17% del total de la energía hidroeléctrica producida en el país. Sin embargo, a causa de las sucesivas deficiencias en la planificación técnica y construcción de la obra, el inicio de operaciones del proyecto fue postergado hasta el año 2021. Hasta la fecha, las fallas técnicas siguen poniendo en peligro la estabilidad de la represa y la seguridad de las poblaciones en la zona de influencia del proyecto.

Germán Mendoza. Impactantes imágenes de Hidroituango © Germán Mendoza Bueno
Además, la viabilidad financiera y técnica de la obra es cuestionada por la Contraloría General de la Nación. En efecto, según su ultimo informe, el proyecto Hidroituango sólo será rentable hasta dentro de 114 años. Ahora bien, se plantea una cuestión fundamental: ¿cómo hacer operativo este megaproyecto cuando se comprueba que la vida útil de la represa es de apenas de 50 años?

Desde el comienzo de su construcción en 2010, el proyecto ha sido constantemente cuestionado por varios movimientos de víctimas que denunciaban, entre otras cosas, las irregularidades en los procedimientos de consulta de las poblaciones locales afectadas por el proyecto . Asimismo, varias instituciones internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Parlamento Europeo han expresado su preocupación por la insuficiencia de los protocolos de garantía de Derechos Humanos establecidos antes y durante la construcción de la presa. 

Massacres Hidoituango Colombie BNP Massacres Hidoituango Colombie BNP

Según el Centro Nacional de Memoria Histórica Colombiana (CNMH) entre 1985 y 2016, 783 personas fueron asesinadas en 134 masacres en la zona de influencia del proyecto Hidroituango. Durante este período se constata igualmente la masacre y el desplazamiento forzado del pueblo indígena Natube. El CNMH determinó igualmente que entre 1985 y 2018, se registraron 2.765 víctimas de desaparición forzada.

Ante esta situación los movimientos de víctimas de la región exigían el establecimiento de una unidad de búsqueda que permitirá exhumar las fosas comunes y encontrar los cuerpos de las personas desaparecidas en el área de influencia del proyecto. Para ello, pedían el aplazamiento y suspension de las obras de inundación e ingeniería necesarias para el funcionamiento de la represa.

Sin embargo, en un conjunto de 26.000 hectáreas (de las cuales 4.500 corresponden a la zona de inundación del bosque seco tropical) las obras fueron iniciadas sin  intermediación y sin que se haya llevado a cabo la exhumación de los cuerpos de las víctimas.

El movimiento de víctimas «Ríos Vivos»

El movimiento Ríos Vivos se define como una organización social de base situada en el corazón de la cordillera de los Andes en las subregiones del occidente, norte y el bajo Cauca en el departamento de Antioquia. En la actualidad, el movimiento está formado por 15 organizaciones de víctimas afectadas por el megaproyecto «Hidroituango».

Ríos Visos afirma que la intensificación de la violencia durante el decenio de 1990 debilitó a las asociaciones locales que podrían oponerse al
proyecto hidroeléctrico. Varios académicos y habitantes sostienen también que estos asesinatos en masa prepararon la pacificación de la zona de influencia del proyecto con el fin de presentarla como una zona apta para la inversion extranjera.

Desapariciones forzadas hidroituango colombia BNP Desapariciones forzadas hidroituango colombia BNP

Ríos Vivos se constituye también como un movimiento medioambiental compuesto por familias de pescadores, barequeros (técnica artesanal de extracción de oro artesanal), campesinos, agricultores, cocineros, amas de casa, comerciantes locales, balseros, entre otros oficios propios de la ruralidad colombiana.

Todos estos miembros se reúnen en torno a la defensa del segundo río más importante de Colombia: el río Cauca. Además, tienen una triple condición de víctimas, ya que son víctimas del conflicto armado; damnificados por las fallas producidas por el proyecto Hidroituango y perseguidos por los grupos armados privados debido a la oposición que adelantan frente a la construcción de la represa. 

Denuncian igualmente que los oficios rurales de la región, los recursos alimentarios de la población local, así como las especies autóctonas del río están actualmente en riesgo de desaparecer debido a los daños creados por Hidroituango.

© riosvivoscolom
Desde un punto de vista epidemiológico, el aumento de los casos de leishmaniasis y dengue no deja de preocupar a la población. En efecto, el desarrollo y la reproducción del mosquito portador de la leishmaniasis ya ha producido 6 muertes y contagiado a más de 150 personas. Esta problemática se desencadenó debido a la acumulación de materia orgánica en descomposición resultante de la tala de la selva tropical necesaria para la inundación de la represa. El municipio más afectado es Sabanalarga, en el departamento de Antioquia.

Cabe destacar igualmente que en la actualidad todos los dirigentes del movimiento Ríos Vivos están amenazados de muerte. Desde 2013, seis de sus dirigentes han sido asesinados por grupos paramilitares y milicias privadas; varios de ellos han sido igualmente víctimas de intentos de asesinato selectivo. Estos asesinatos han contribuido a colocar a Colombia como el segundo país donde más asesinan dirigentes ecologistas.

Por ello, el movimiento Ríos Vivos está solicitando a los bancos que financian el proyecto asumir sus responsabilidades en la tragedia ambiental y humanitaria en curso.

© riosvivoscolom

El Papel del BNP-Paribas en la construcción de la presa Hidroituango

Ante la emergencia ecológica y humanitaria en curso, el 12 de septiembre de 2019 representantes del movimiento Ríos Vivos se desplazaron hasta la sede de la BNP-Paribas en la ciudad de Paris.

Allí solicitaron formalmente una auditoría técnica y científica independiente realizada por expertos internacionales sobre el riesgo sísmico, tectónico y geológico del macizo rocoso que soporta la represa. Durante esta reunión la BNP-Paribas se comprometió a explorar las márgenes de maniobra que le permitirán realizar la auditoría técnica y científica independiente con el acompañamiento, conocimientos de campo y participación del movimiento de víctimas Ríos Vivos.

Inondation Hidroituango Inondation Hidroituango

En reunión con los responsables de responsabilidad social corporativa del BNP-Paribas, el movimiento Rios Vivos ha solicitado igualmente explicaciones sobre la existencia y solidez de los protocolos de garantía de Derechos Humanos establecidos por el BNP antes, durante y después de sus actividades de inversión.

Esta solicitud se presenta entre otras cosas porque gobierno colombiano y la empresa la Empresa Pública de Medellín (EPM) encargada de la ejecución del proyecto se rehusan a tomar medidas que aseguren la vida de las personas y del ecosistema en la zona de influencia del proyecto. 

En Primer lugar, la «Mesa Técnica de Hidroituango»  creada el 12 de junio del 2019 a la iniciativa de un juez de control de garantías, no pudo llegar a un consenso sobre la estabilidad del macizo rocoso. Durante la discusión y basándose en los estudios de geólogos independientes, el Movimiento Ríos Vivos demostró que los estudios presentados por la Empresa Pública de Medellín (EPM) no cuentan con los fundamentos técnicos ni científicos que garanticen la estabilidad del macizo rocoso para que las poblaciones puedan regresar a las zonas de riesgo.

En efecto, la Agencia Nacional de Autorizaciones Ambientales (ANLA) presentó una denuncia penal contra la Empresa Pública de Medellín (EPM) por fraude procesal. Allí se ponen en evidencia las irregularidades del procedimiento de construcción del tercer túnel auxiliar de desviación de aguas. Concretamente, la construcción del túnel se llevó a cabo sin la autorización medioambiental necesaria y sin estudios técnicos previos.

Harol Gonzalez Rios Vivos © duqueharol
Según la ANLA, esta situación provocó la emergencia del 28 de abril del 2018, cuando los túneles de la presa se sellaron. Posteriormente, el 12 de mayo de 2018 el desbloqueo de los túneles provocó otro deslizamiento de tierra y una posterior inundación que obligó a la evacuación de los municipios de Puerto Valdivia y de otros pueblos aledaños. La zona fue declarada en alerta roja y en calamidad pública afectando a más de 27 municipios. En la actualidad el riesgo de derrumbe de la represa se mantiene.

En segundo lugar, en respuesta a una decisión del juez penal 75 de Bogotá, el Estado colombiano declaró el 9 de septiembre de 2019 no contar con los medios técnicos ni financieros para realizar un estudio que determine la estabilidad del macizo rocoso. Esta decisión agrava el riesgo que pesa sobre las vidas de varias miles de personas que aún viven en las zonas de riesgo, así como del ecosistema y las especies nativas del segundo río más importante del país.

Cabe destacar también que mediante la resolución 820 del 1 de julio de 2018, el ANLA suspendió temporalmente la continuación de las obras de la represa Hidroituango. La incertidumbre frente a la estabilidad del terreno y la posibilidad de retoma de obras obligan al movimiento Ríos Vivos a solicitarle a los inversores del proyecto iniciar una auditoría técnica y científica hecha por expertos independientes sobre el riesgo sísmico, tectónico y geológico del macizo rocoso.
Projet Hidroituango Projet Hidroituango

Finalmente, durante la reunión del 12 de septiembre, los responsables del BNP-Paribas expresaron su preocupación por el riesgo inminente al que están expuestas las vidas de las poblaciones que viven en la zona de influencia del proyecto. Ademas, se mostraron especialmente preocupados por las amenazas de muerte que pesan sobre las vidas de los representantes del movimiento Ríos Vivos.

En espera de respuestas mas concretas y teniendo en cuenta las irregularidades que rodean a este megaproyecto, el movimiento Ríos Vivos ha pedido oficialmente a BNP-Paribas que actúe en consecuencia. 

Ahora bien, algunas preguntas quedan aún sobre la mesa ¿Qué medidas de reparación adoptará el BNP-Paribas tras haber participado en la financiación de un proyecto con altos costos medioambientales e inviable financieramente? ¿Por qué haber participado en la financiación de un proyecto que se ha caracterizado por estar envuelto en escándalos de violación sistemática de los derechos humanos?_______________________________________________________

Acceda aqui a la petición dirigida al Consejo de Administration del Banco Interamericano de Desarrollo solicitando la apertura de una investigation sobre el rol de los financiadores del proyecto Hidroituango en términos responsabilidad en la tragedia ambiental y en la violación de Derechos Humanos.

 

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.