LLAMAMIENTO : Nosotros a los pueblos del mundo.

Distintas personalidades y organizaciones a nivel mundial han realizado un llamamiento ante la amenaza de Estados Unidos de librar una falsa guerra contra las drogas, con falsas acusaciones sobre Venezuela, enviando buques y portaviones...

“A reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor en la dignidad de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas…”

El Preámbulo de las Naciones Unidas es claro y contundente, es la voz de los pueblos que reclaman el Derecho a la Paz.

Ante la amenaza de Estados Unidos de librar unilateralmente una falsa guerra contra las drogas, con falsas acusaciones sobre Venezuela, enviando buques y portaviones, la Armada y la Fuerza Aérea hacia los mares del Pacífico Sur y del Caribe, amenazando con invadir ese país o en “apoyo” a un golpe de estado cruento que estaría bajo su dirección, lo que tendrá además derivaciones bélicas contra otros países como Cuba y Nicaragua, afectando a toda la región, los abajo firmantes hemos decidido apoyar el justo llamado del Secretario General de Naciones Unidas Antonio Guterres.

El alto funcionario advirtió ante la tragedia humanitaria que se está viviendo que “los más vulnerables -las mujeres y los niños, las personas con discapacidad, las personas marginadas y desplazadas- pagan el precio más elevado. También son quienes tienen un mayor riesgo de sufrir devastadoras pérdidas por el COVID-19. No olvidemos que en los países devastados por la guerra ha habido un colapso de los sistemas de salud.

Los profesionales de la salud, ya escasos, han sido con frecuencia atacados. Los refugiados y otras personas desplazadas por conflictos violentos son doblemente vulnerables. La agresividad del virus ilustra la locura de la guerra. Por eso, hoy pido un alto al fuego mundial inmediato en todos los rincones del mundo”.

Recordamos a la humanidad en su conjunto que en 2003 bajo el argumento falso de que Irak tenía armas de destrucción masiva que amenazaban al mundo, se invadió ese país, dejando casi un millón de muertos, violando las normas internacionales y de derechos humanos, destruyendo todo a su paso, incluso zonas que eran patrimonio de la humanidad y de la historia, dejando tierra arrasada. Que esas guerras de ocupación se repitieron contra otros países también bajo argumentos falsos, causando en su conjunto un genocidio en pleno siglo XXI.
Demandamos una acción urgente de todos los gobiernos del mundo- ante esta amenaza contra la sobrevivencia de la humanidad- a detener cualquier conflicto bélico que sólo agravaría la dramática situación de salud, de pobreza, desigualdad y de injusticia que ha quedado en evidencia con esta pandemia.

Que es el deber de los países que participaron en esas guerras tan desiguales y crueles y de las cuales nunca se hicieron cargo, asumir de una vez por todas su responsabilidad ante los miles y miles de desplazados que huyeron del terror de los bombardeos y de la destrucción, obligándoos a renunciar a una vida en sus territorios y que ahora, víctimas de esas guerras, vagan sin rumbo por las fronteras del mundo.

Ante esta pandemia de un virus como el COVID-19 que no tiene fronteras, ni selección ideológica o de clases sociales y que ha cobrado y sigue cobrando tantas vidas como una guerra, profundizando la crisis económica que ya estaba castigando al mundo, rechazamos toda acción de violencia y de persecución de unos países contra otros, impidiendo la posibilidad de salir de la mejor forma posible de este complejo momento inédito en el mundo y llamamos al levantamiento inmediato de las sanciones unilaterales contra Venezuela, Cuba, Nicaragua, Irán, Siria, Palestina y Zimbabue, de manera que, una vez superada la pandemia, podamos reunirnos en paz y reconstruir juntos lo que quedará después de esta tragedia.

Para proteger a la humanidad y a todos los pueblos del mundo acompañamos el histórico llamado del Secretario General de Naciones Unidas Antonio Guterres, demandando que se detenga la mano de la guerra, y que Estados Unidos escuche la voz de la razón de los Pueblos del mundo.

*Pedimos a los pueblos del mundo sumar su voz a este llamamiento*

*Que la paz sea con nosotros*
Abril del 2020

*Firmantes:*

Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz Argentina), Rigoberta Menchú (Premio Nobel de la Paz Guatemala), Jody Williams (Premio Nobel de la Paz Irlanda), Nora Cortiñas (Argentina), Stella Calloni (Argentina), Atilio Boron (Argentina), Fernando Buen Abad (México), Federico Mayor (España), Martín Almada (Premio Nobel Alternativo Paraguay), Oscar Parrilli (Argentina), Amado Boudou (Argentina), Tania Díaz (Venezuela), Ernesto Villegas Poljak (Venezuela), Blanca Eekhout (Venezuela), Pedro Calzadilla (Venezuela), Omar González (Cuba), Alejo Ramos Padilla (Argentina), Paulo Canabrava (Brasil), Luisa Valenzuela (Argentina), Carmen Bohórquez (Venezuela), Patricia Villegas (Colombia), Alicia Castro (Argentina), Guillermo Carmona (Argentina), Andrea Vlahusic (Argentina), Hugo Moldiz (Bolivia), María Adela Antokoletz (Argentina), Norberto Liwski (Argentina), Jorge Elbaum (Argentina), Luis Hernández Navarro (México), Beto Almeida (Brasil), Antonio Elías (Uruguay), Gabriela Cultelli (Uruguay), Darío Salinas (México), Marilia Guimaraes (Brasil), Nayar López (México), Ángel Guerra Cabrera (Cuba), Orlando Pérez (Ecuador), Ariana López (Cuba), Sergio Arria (Venezuela), Katu Arkonada (México), Nora Lafont (Argentina), Cecilia Rosseto (Argentina), Pablo Sepúlveda Allende (Chile), Paula Klachko (Argentina), Fran Casamayor (España), Juan Chaneton (Argentina), Alex Anfruns (Francia), Adolfo Grande (Argentina), Pablo Ruiz (Chile), Carlos Saracini (Argentina), Carolina Mera, (Argentina), Telma Luzzani (Argentina), Ana María Ramb (Argentina), Lorenzo Pérez Esquivel (Argentina), Beatriz Rajland (Argentina), Juliana Marino (Argentina), Julio Gambina (Argentina), Alberto Mas (Argentina), Carlos Aznárez (Argentina), Irene León (Ecuador), Miguel Grolleaud (Argentina), Fátima Rallo (Paraguay), Florencia Lagos Neumann (Chile), Pasqualina Curcio (Venezuela), Marco Teruggi (Venezuela), Ana María Careaga (Argentina), Oscar Luis Estellés (Argentina), Alicia Jrapko (Estados Unidos), César Montes (Guatemala), Javiera Olivares (Chile), Hernando Calvo Ospina (Colombia),Eliécer Jiménez  Julio (Suiza), Marco Schneider (Brasil)...

Siguen más firmas…

Para adhesiones: secinstitucional@serpaj.org.ar

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.