Jesusmarana
Jesús Maraña, director de infoLibre
Abonné·e de Mediapart

63 Billets

0 Édition

Billet de blog 28 sept. 2015

Jesusmarana
Jesús Maraña, director de infoLibre
Abonné·e de Mediapart

Ocho conclusiones urgentes de un plebiscito fallido

Jesusmarana
Jesús Maraña, director de infoLibre
Abonné·e de Mediapart

Ce blog est personnel, la rédaction n’est pas à l’origine de ses contenus.

Las urnas, más llenas que nunca en Cataluña, confirman una holgada mayoría parlamentaria independentista que es insuficiente en votos para dar sustento político definitivo al secesionismo. Junts pel Sí ha ganado las elecciones, pero no el plebiscito en el que Artur Mas quiso convertirlas con la inestimable ayuda de Mariano Rajoy y el PP. Las consecuencias del 27-S se irán escribiendo durante semanas y meses, y contemplan de facto una especie de segunda vuelta en las elecciones generales de diciembre. Pero de sus resultados pueden ya extraerse algunas conclusiones urgentes:

1.- Las candidaturas independentistas (Junts pel Sí y la CUP) suman 72 escaños, cinco por encima de la mayoría absoluta, pero quedan por debajo del 50% de los votos. Ni siquiera la mitad más uno habría servido (echando mano de referencias como Montenegro) para legitimar una declaración unilateral de independencia. La propia Candidatura d'Unitat Popular lo ha reiterado durante la campaña.

2.- Artur Mas sale tocado de este proceso, aunque logre mantenerse como presidente de la Generalitat. Tendrá que hacerlo por mayoría simple en segunda votación si la CUP mantiene su decisión de no apoyarlo.

3.- La Candidatura d'Unitat Popular, en el bloque soberanista, pasa de 3 a 10 escaños y tiene la llave para sostener el nuevo gobierno catalán. La suma de Convergència más ERC se quedaría por debajo del resultado que obtuvo en 2012. Sumar las tesis de quienes han venido aplicando los recortes dictados desde Bruselas o Berlín y de quienes proponen que Cataluña salga de la UE y del euro no es tarea sencilla.

4.- Ciudadanos triplica prácticamente el apoyo que consiguió en 2012, se convierte en segunda fuerza y líder de la oposición en Cataluña. Pero además amasa una base importante de votos con vistas a las generales de diciembre que deberían provocar insomnio en el Partido Popular. 

5.- El éxito de Ciudadanos es la prueba del nueve del estrepitoso fracaso de la estrategia de Mariano Rajoy y el PP, que pierde 8 de los 19 escaños que tenía. La decisión de apostar por el perfil duro, casi ultra, de García Albiol dejó el espacio libre por el centro a Ciudadanos. El empeño en mantener la negación a cualquier vía de diálogo con el independentismo ha demostrado que no sólo es inútil sino contraproducente. Rajoy, después de conseguir que Merkel, Cameron y hasta Obama hablaran de estas elecciones catalanas, ha preferido estar callado en la noche del domingo y dejar el papelón a Pablo Casado. Si el presidente no da la cara y asume la responsabilidad del fracaso, seguir haciendo la estatua puede pasarle una mayor factura. 

6.- El PSC ha resistido. Mantenerse como tercera fuerza pese a la división interna y con el discurso más difícil por la compleja defensa de un Estado federal que huye de la polarización entre el independentismo y el PP no era sencillo. Miquel Iceta arrancó una campaña con el único objetivo de salvar los muebles y ha hecho algo más que eso. Si hubiera quedado el último, todo el mundo habría concluido que tanto baile sobraba; su éxito (aunque relativo) indica que moverse al ritmo de Queen le ha otorgado la notoriedad que no tenía y el perfil simpático que precisaba una campaña excesivamente dramática. 

7.- La coalición de izquierda Catalunya Sí que es Pot logra 11 escaños, lo cual es un fracaso respecto a las expectativas creadas. Para este viaje no se precisaban las alforjas de Podemos, cuando ICV-EUiA a solas sacó 13 diputados en 2012. Pablo Iglesias ha protagonizado una campaña en la que el candidato Lluis Rabel quedó eclipsado. El 'sorpasso' que pretendía dar al PSC no se ha producido, y la defensa del derecho a decidir sin una posición contundente frente al independentismo ha quedado flotando en una ambigüedad que dejaba traslucir las distintas visiones internas en la propia plataforma. Si Catalunya podía ser una nueva rampa de lanzamiento de Podemos para las generales, ha terminado más bien en pista de descenso.

8.- Unió, el partido democristiano de Durán i Lleida, desaparece del escenario político catalán después de haber sido clave en el mismo durante casi cuarenta años. El socio imprescindible de Convergència hasta que Mas se subió a la ola del independentismo no consigue representación parlamentaria. Su aspiración de recoger votos convergentes que discreparan de la hoja de ruta soberanista no ha funcionado. 

Estos resultados se aproximan, con matices, a lo que venían anticipando los principales sondeos. Las urnas no cierran heridas sino que muestran claramente una muy seria fractura. Sirven para debilitar el peso político de Artur Mas y para frenar una inmediata acción del independentismo, pero no para anular su calendario de intenciones. Pese a todos los avisos que vienen produciéndose desde la reacción en las calles de Cataluña a la sentencia del Tribunal Constitucional en julio de 2010, Mariano Rajoy ha preferido escudarse en la literalidad de la ley para obtener réditos políticos a corto plazo. Una vez más enfocó la campaña en Cataluña para cosechar votos en Tomelloso. El fracaso del PP parecía estar descontado, pero no tanto el contundente éxito de Ciudadanos. Albert Rivera no ha perdido el tiempo y ha aprovechado los focos de su victoria para pedir ya el voto en las generales. 

Será después de diciembre cuando quizás empiecen a abordarse las decisiones necesarias para afrontar la fractura catalana en su justa dimensión. El hecho de que la mayoría absoluta del independentismo este 27-S se deba a la ley electoral pero no a los sufragios permite pensar que aún queda margen para otra política que no consista en la amenaza del 'choque de trenes'. Examinados los resultados en términos de 'bloques', el independentismo y el constitucionalismo, aquí no ha ganado ninguno de los dos porque ambos son suficientemente representativos. Es hora de pasar de los monólogos entre posiciones inamovibles al diálogo entre distintas aspiraciones. Quizás convenga empezar por volver al punto del divorcio: la situación previa a aquella sentencia sobre el Estatut.   

Ce blog est personnel, la rédaction n’est pas à l’origine de ses contenus.

Bienvenue dans le Club de Mediapart

Tout·e abonné·e à Mediapart dispose d’un blog et peut exercer sa liberté d’expression dans le respect de notre charte de participation.

Les textes ne sont ni validés, ni modérés en amont de leur publication.

Voir notre charte

À la Une de Mediapart

Journal
« Ce slogan, c’est un projet politique »
Alors que des milliers de personnes bravent la répression et manifestent en Iran depuis une semaine, le régime des mollahs est-il menacé ? Nous analysons ce soulèvement exceptionnel impulsé par des femmes et qui transcende les classes sociales avec nos invité·es. 
par À l’air libre
Journal — Social
Mobilisation pour les salaires : pas de déferlante mais « un premier avertissement »
À l’appel de trois organisations syndicales, plusieurs manifestations ont été organisées jeudi, dans tout le pays, pour réclamer une hausse des salaires, des pensions de retraite et des minima sociaux, avec des airs de tour de chauffe avant une possible mobilisation contre la réforme des retraites.
par Cécile Hautefeuille et Dan Israel
Journal — Santé
La hausse du budget de la Sécu laisse un arrière-goût d’austérité aux hôpitaux et Ehpad publics
Pour 2023, le gouvernement propose un budget en très forte augmentation pour l’assurance-maladie. Mais les hôpitaux publics et les Ehpad ont fait leurs comptes. Et ils ont de quoi s’inquiéter, vu la hausse du point d’indice, la revalorisation des carrières et l’inflation.
par Caroline Coq-Chodorge
Journal
Au Royaume-Uni, la livre sterling tombe en ruine
En campagne, la première ministre Liz Truss avait promis le retour aux heures glorieuses du thatchérisme. Trois semaines après son accession au pouvoir, la livre s’effondre et la Banque d’Angleterre est obligée d’intervenir. Premier volet de notre série sur le chaos monétaire mondial.
par Martine Orange

La sélection du Club

Billet de blog
Ceci n'est pas mon féminisme
Mardi 20 septembre, un article publié sur Mediapart intitulé « Face à l’immobilisme, les féministes se radicalisent » a attiré mon attention. Depuis quelque temps, je me questionne sur cette branche radicale du féminisme qu’on entend de plus en plus, surtout dans les médias.
par Agnès Druel
Billet de blog
La diffamation comme garde-fou démocratique ?
À quoi s’attaque le mouvement #MeToo par le truchement des réseaux sociaux ? À la « fama », à la réputation, à la légende dorée. Autrement dit à ce qui affecte le plus les femmes et les hommes publics : leur empreinte discursive dans l’Histoire. Ce nerf sensible peut faire crier à la diffamation, mais n’est-ce pas sain, en démocratie, de ne jamais s’en laisser conter ?
par Bertrand ROUZIES
Billet de blog
Cher Jean-Luc
Tu as dit samedi soir sur France 2 qu’on pouvait ne pas être d’accord entre féministes. Je prends ça comme une invitation à une discussion politique. Je l'ouvre donc ici.
par carolinedehaas
Billet de blog
Violences en politique : combats anciens et avancées récentes
Même si les cellules de signalement sont imparfaites, même si le fonctionnement de certaines d’entre elles semble problématique à certains égards, aujourd’hui, une organisation politique ou syndicale qui ne dispose pas a minima de ce mécanisme interne n’a plus aucune crédibilité sur le sujet des violences faites aux femmes. 
par eth-85