La rédaction d'infoLibre
Pigiste Mediapart

61 Billets

0 Édition

Billet de blog 9 mai 2016

« Libertad de expresión. Ni una palabra de más ni una palabra de menos »

Jesús Maraña y Luis García Montero, clausuraron este sábado el acto « Libertad de expresión. Ni una palabra de más ni una palabra de menos » con un intercambio de reflexiones sobre la responsabilidad de periodistas y ciudadanos a la hora de ejercer y demandar un periodismo riguroso, libre, transparente y honesto.

La rédaction d'infoLibre
Pigiste Mediapart

El director editorial de infoLibre y tintaLibre, Jesús Maraña, y el presidente de la Sociedad de Amigos de infoLibre, Luis García Montero, clausuraron este sábado en Madrid el acto « Libertad de expresión. Ni una palabra de más ni una palabra de menos » con un intercambio de reflexiones sobre la responsabilidad de periodistas y ciudadanos a la hora de ejercer y demandar un periodismo riguroso, libre, transparente y honesto.

Como broche a un acto en el que tomaron la palabra, entre otros, el filósofo Emilio Lledó, periodistas como Sol Gallego-Díaz (El País), Edwy Plenel (exdirector de Le Monde y fundador del digital francés Mediapart) y escritores como Almudena Grandes, Maraña y el poeta García Montero compartieron con socios y lectores de infoLibre los ejes sobre los que debe girar la relación entre periodistas y ciudadanos.

Maraña hizo hicapié en la responsabilidad de los profesionales de la información en el deterioro que sufre la libertad de prensa en España y en el descrédito de los medios. Y en la necesidad de decir « basta » a las empresas que dejaron de considerar la información como un derecho de los ciudadanos « para tratarla como una simple mercancía ». 

Por su parte, García Montero, presidente de la Sociedad de Amigos de infoLibre, la entidad que agrupa a pequeños accionistas que apoyan este proyecto periodístico, recordó la labor fundamental de los ciudadanos a la hora de exigir transparencia, no sólo a las instituciones sino también a los medios. « Somos ciudadanos, y no podemos permitir más limitaciones a la libertad de expresión que el respecto al otro », sostuvo García Montero.

A continuación, se reproduce el texto [consúltalo aquí, en PDF] que sirvió como cierre al acto « Libertad de expresión. Ni una palabra de más ni una palabra de menos ». Los párrafos que aluden a los periodistas corresponden a Jesús Maraña; los relativos a los ciudadanos pertenecen a Luis García Montero.

Le Théâtre Maravillas à Madrid a accueilli l'événement pour la liberté de la presse organisé par infoLibre. © infoLibre

POR UN PACTO ENTRE PERIODISTAS Y LECTORES

1.- Somos periodistas, y debemos asumir nuestra propia responsabilidad en el deterioro que sufre la libertad de prensa en España y en el descrédito de los medios. Hace mucho tiempo que tendríamos que haber dicho « basta » a las empresas que dejaron de considerar la información como un derecho de los ciudadanos para tratarla como una simple mercancía.

1.- Somos ciudadanos, y debemos asumir nuestra propia responsabilidad en el deterioro de la libertad de prensa en España. Hace mucho tiempo que tendríamos que haber dicho « basta » a la vergonzosa manipulación de la realidad por parte de muchos medios de información que responden a intereses económicos, financieros o políticos, en lugar de defender los intereses de sus lectores, oyentes o espectadores. 

2.- Somos periodistas, y asumimos la obligación de diferenciar los hechos de las opiniones, de contrastar los datos, de respetar la confidencialidad de las fuentes, de rectificar cuando nos equivocamos y de responsabilizarnos con nombres y apellidos ante la justicia. Si no somos veraces, jamás seremos creíbles, y sin credibilidad un medio podrá hacer mucho ruido, pero no generar un debate de interés público. 

2.- Somos ciudadanos, y tenemos derecho a recibir una información rigurosa, veraz, que nos aporte datos y argumentos para formar nuestra opinión libremente, sin los condicionamientos de intereses ocultos. Exijamos transparencia a las instituciones, pero también a los medios de información que ejercen como intermediarios en la vigilancia de esas instituciones.

3.- Somos periodistas, y sabemos que la objetividad no existe. Nadie es ni tiene por qué ser neutral ni equidistante. Nuestra obligación es ejercer nuestro oficio con honestidad a la hora de informar y de opinar, sin ocultar a los lectores o espectadores cuáles son nuestros principios, pero tampoco quiénes son los dueños del medio o las fuentes de ingresos del mismo.

3.- Somos ciudadanos, y sabemos que nadie es objetivo ni neutral, pero exigimos conocer los intereses que pueden condicionar el medio o al periodista en el que depositamos nuestra confianza. La independencia no equivale a equidistancia, pero sin unos medios y unos periodistas independientes no tendremos nunca una democracia sólida.

4.- Somos periodistas, conscientes de que la revolución digital es la mayor transformación social, económica e informativa de la historia. Se acabaron los monólogos y los sermones desde púlpitos mediáticos. Todo ciudadano tiene herramientas para informar y opinar cómo y cuando considere oportuno. El periodismo es más necesario que nunca frente a la saturación y la intoxicación, pero ha de ser (ya es) un diálogo permanente entre periodistas y lectores. 

4.- Somos ciudadanos, conscientes de que podemos acceder a más información que nunca en la historia, pero acumular más datos no equivale a estar mejor informado si uno no puede confiar en lo que ve, en lo que lee o en lo que escucha. Necesitamos y exigimos que no nos vendan comunicación por periodismo ni se nos inunde de pura banalidad en lugar de conocimientos. Queremos que exista una verdadera pluralidad de medios, sin monopolios ni oligopolios que marquen la agenda de la política o la actuación de los periodistas.

5.- Somos periodistas, y también ciudadanos. Estamos obligados a defender un derecho cívico y democrático. Pero además muchos creemos que la mejor forma de sostener el periodismo es depender precisamente de los lectores, llegar a un pacto en el que nosotros nos comprometamos y ejerzamos nuestro oficio con transparencia y honestidad y en el que los ciudadanos den valor a esa función y participen con los periodistas en la construcción de un proyecto común.

5.- Somos ciudadanos, y no podemos permitir más limitaciones a la libertad de expresión que el respeto al otro. Si queremos una democracia sólida y real debemos comprometernos y participar en medios de información que huyan de los sectarismos. Y debemos reclamar una radiotelevisión pública ajena al poder político de turno, gestionada por profesionales obligados a guiarse por los intereses de la gente y no de un partido político concreto. Sí, necesitamos un pacto entre ciudadanos y periodistas en el que juntos defendamos derechos fundamentales.

Libertad de expresión: ni una palabra de más ni una palabra de menos.

Bienvenue dans le Club de Mediapart

Tout·e abonné·e à Mediapart dispose d’un blog et peut exercer sa liberté d’expression dans le respect de notre charte de participation.

Les textes ne sont ni validés, ni modérés en amont de leur publication.

Voir notre charte

À la Une de Mediapart

Journal
Didier Raoult : deux ans d’enquête sur une imposture
Depuis l’arrivée du Covid-19 en France, Didier Raoult est devenu une figure nationale. D’abord en faisant la promotion d’un traitement inefficace contre la maladie, l’hydroxychloroquine, puis en niant la possibilité d’une seconde vague ou en remettant en cause l’efficacité de la vaccination. Mediapart revient en vidéo sur deux ans d’enquête sur le directeur de l’IHU.
par Youmni Kezzouf, Mathieu Magnaudeix et Pascale Pascariello
Journal — Gauche(s)
Mélenchon à Nantes : un show pour satelliser ses adversaires
Dans une salle entourée d’écrans projetant des images de l’espace, le candidat insoumis à la présidentielle a évoqué sa ligne en matière de politique spatiale et numérique. Il a aussi beaucoup parlé d’écologie et, un peu, d’union de la gauche.
par Pauline Graulle
Journal
La Gauche révolutionnaire rattrapée par la vague #MeToo
Ce mouvement d’inspiration trotskiste, qui opère depuis Rouen, affronte une sérieuse crise interne avec la remontée à la surface de violences sexuelles supposément commises par l’ancien dirigeant du mouvement, au début des années 2010. L’affaire arrive devant la justice.
par Manuel Sanson (Le Poulpe)
Journal — Éducation
Élèves handicapés : les vilénies de Zemmour, le tollé, et après ?
Les adversaires d’Éric Zemmour ont fait part samedi de leur indignation après ses propos sur « l’obsession de l'inclusion » scolaire, qui serait « une mauvaise manière faite aux autres enfants ». Une « obsession » qui manque pourtant cruellement de moyens en France. Et jusque-là, de propositions à la hauteur.
par Caroline Boudet

La sélection du Club

Billet de blog
Absence ou absentéisme : le management néolibéral par les mots
A propos des enseignants non remplacés, absentéisme ou absence ? Un glissement lexical qui traduit la volonté néolibérale d'utiliser insidieusement le discours pour modifier les représentations du travail et augmenter les exigences faites aux travailleuses et travailleurs.
par Paul DEVIN
Billet de blog
La lutte continue !
La lutte continue ! Mais il ne suffit pas de l’énoncer, il faut la faire vivre. Ce n’est que dans la continuité de la mobilisation que nous parvenons à obtenir des avancées, si petites soient-elles. En cette année de présidentielle, les citoyens ont tout intérêt à profiter de cette période pour se rendre visibles et audibles pour faire avancer leurs revendications et apostropher un gouvernement réfractaire aux avancées socio-économiques à destination des petits salaires.
par aeshloi2005
Billet de blog
De la grève, de l'unité syndicale et de sa pertinence
Attention : ce billet n'est pas anti-syndicaliste. Il sera peut-être qualifié comme tel par des gens qui ne savent pas lire. Je laisse volontiers ceux-là dans leur monde noir et blanc. Je suis syndiqué et j'invite tout le monde à l'être. Sans syndicats nous mourrons. On n'aimerait juste pas mourir avec. 
par Jadran Svrdlin
Billet de blog
Les rendez-vous manqués de la gauche avec l’école (1/2)
Si l’on veut faire progresser la cause de l’école, il faut faire un bilan complet des politiques scolaires de la gauche quand elle était au pouvoir mais aussi lorsque, dans l’opposition, elle tentait de faire avancer son propre agenda.
par Françoise Clerc