La rédaction d'infoLibre
Pigiste Mediapart

61 Billets

0 Édition

Billet de blog 23 juil. 2019

Silencio, se negocia

Esto es solo el comienzo de una legislatura que se augura compleja y tensa. No descubro nada nuevo si aventuro que vamos a ver votaciones de todas o casi todas las combinaciones posibles. Cristina Monge, politóloga, analiza en infoLibre, socio editorial de Mediapart en España, los hipotéticos acuerdos entre PSOE y Unidas Podemos para formar un gobierno de coalición liderado por el socialista Pedro Sánchez. 

La rédaction d'infoLibre
Pigiste Mediapart

Fin de semana de silencio y discreción mientras los equipos de negociadores trabajan para alcanzar un acuerdo de Gobierno. Es de suponer que sobre la mesa estará el documento que el PSOE remitió hace unos días a Unidas Podemos, las respuestas, propuestas, enmiendas y aportaciones que éstos quieran plantear, y el apoyo técnico preciso para garantizar que las medidas allí acordadas pueden hacerse realidad y que los medios necesarios se ponen a disposición. Que a nadie se le olvide que la política española se sigue rigiendo por los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el gobierno de Rajoy para el año 2018. Y por supuesto, los nombres. Demasiadas veces en la vida el « qué » depende del « quién ».

A este fin de semana le ha precedido un larguísimo periodo de toma de contactos, reuniones discretas entre terceras y cuartas filas, y finalmente dos semanas donde primero se ha elevado la tensión al máximo –recuerden cómo estábamos hace solo unos días– para acabar en el desenlace del viernes cuando Pablo Iglesias anunció que renunciaba a estar en el Consejo de Ministros si eso daba paso a la presencia de otras personas de la formación morada y a un acuerdo programático. En realidad, algo parecido, aunque con final distinto, sucedió ya en 2016 cuando, mientras se intentaba el acuerdo nonato de Podemos, PSOE y Ciudadanos, Iglesias ya se ofreció a inmolarse para facilitar el acuerdo. Habrá quien piense que este final estaba escrito desde el principio, y puede que así sea, pero lo cierto es que la jugada ha ido encaminada a hacer « jaque » en el último momento, y sólo la renuncia de Iglesias a estar en el ejecutivo ha impedido el « mate ».

Si no lo hubiera hecho hubiera sido muy difícil de explicar, tanto en el interior de un Podemos fracturado y en grave crisis interna como entre sus electores, que el puesto del Secretario General valía más que un Gobierno de España. Si alguien tiene dudas le bastaría con observar lo que está pasando en La Rioja, donde la única diputada de Podemos ha impedido un gobierno progresista, abriendo una grave crisis interna con repercusiones que no tardarán en aparecer.

Nótese que en las últimas horas ha desaparecido del debate el resultado de la consulta de Podemos a sus bases –que en estricta lógica no debería aceptar este acuerdo– demostrando que la formulación de las preguntas dejaba manos libres a la dirección para tomar las decisiones oportunas. También se han silenciado las exigencias del PSOE de que los ministros y ministras de Unidas Podemos tuvieran un notable perfil técnico. Lo apunto a efectos de poder valorar este tipo de posicionamientos en futuras negociaciones.

Así las cosas, creo que no es ninguna ingenuidad pensar que, paradójicamente, tanto PSOE como Podemos han salido victoriosos de este primer envite. Los primeros porque consiguen formar gobierno, dejan claro que es competencia del presidente elegir a sus ministros y ministras, y dejan fuera a quien podría crear mayores obstáculos para el funcionamiento de un equipo cohesionado y el liderazgo de Sánchez. Por parte de Podemos, no sólo se incorporan al Consejo de Ministros formando, como pedían, un gobierno de coalición con presencia de destacados dirigentes, sino que Iglesias se relegitima y recupera parte de su liderazgo dañado. No es, por tanto, mal acuerdo. Solo queda esperar que, de aquí al jueves 25 de julio, donde se producirá la segunda votación para la investidura de presidente del Gobierno, todo pueda ir encaminándose sin sobresaltos.

Es imposible obviar, sin embargo, que esto es solo el comienzo de una legislatura que se augura compleja y tensa: la sentencia del procés, la evolución del conflicto en y con Cataluña, las intensas transiciones que hay que acelerar –la ecológica, la laboral, la relacionada con la tecnología, la de profundización democrática, etc–, una derecha dividida en tres peleando por un único electorado y por lo tanto tendente a la sobreactuación, y un Parlamento fragmentado donde será preciso el apoyo de varios grupos para sacar adelante cualquier propuesta, donde, les guste o no, tendrán que acudir a la famosa geometría variable en más de una ocasión. No descubro nada nuevo si aventuro que vamos a ver votaciones de todas o casi todas las combinaciones posibles.

¿Se ha librado Unidas Podemos de ese « jaque » dado por el PSOE? Lo dudo. En este escenario el PSOE no lo tendrá fácil para poder sacar adelante todo lo necesario contentando no sólo a su socio de gobierno sino al resto de fuerzas políticas cuyos votos necesita. Pero Unidas Podemos se enfrenta a un reto de naturaleza distinta: habrá de demostrar que es una fuerza capaz de gobernar y gestionar llegando a acuerdos con sus socios y pactando con la realidad, y al mismo tiempo mantener ese carácter alternativo que les da la posición « a la izquierda del PSOE » para poder conservar un espacio propio que les permita retener a su electorado. Los morados arriesgan una de las cosas más importantes que hay que en política, la de demostrar que son una alternativa útil. Por algo en Portugal el Bloco de Esquerda, los comunistas y los verdes han dado su apoyo al gobierno socialista de Antonio Costa sin entrar en el ejecutivo. Es posible que, dure lo que dure esta legislatura, en más de una ocasión desde Unidas Podemos les miren con envidia.

Artículo de Cristina Monge, publicado en infoLibre, socio editorial de Mediapart, el 22 de julio de 2019.

Politóloga, directora de conversaciones de Ecodes y profesora asociada de Sociología en la Universidad de Zaragoza. Su trayectoria académica, personal y profesional ha estado vinculada a los movimientos sociales y a la búsqueda de un modelo social basado en la sostenibilidad. Acaba de publicar 15M: Un movimiento político para democratizar la sociedad, editado por Prensas de la Universidad de Zaragoza, que recoge buena parte de su tesis doctoral en la que analiza la idea y la práctica de participación en el 15M. Apasionada de la política, la comunicación y la defensa ambiental.

Bienvenue dans le Club de Mediapart

Tout·e abonné·e à Mediapart dispose d’un blog et peut exercer sa liberté d’expression dans le respect de notre charte de participation.

Les textes ne sont ni validés, ni modérés en amont de leur publication.

Voir notre charte

À la Une de Mediapart

Journal — Politique
Pap Ndiaye fait déjà face au cyclone raciste
La nomination de Pap Ndiaye au ministère de l’éducation nationale a fait remonter à la surface le racisme structurel de la société française et de sa classe politique, une vague qui charrie avec elle la condition noire et la question coloniale. La réaction de l’exécutif, Emmanuel Macron en tête, donnera une première indication sur la tonalité du quinquennat.
par Ilyes Ramdani
Journal — États-Unis
Dans le Missouri, l’avortement a déjà presque disparu
En juin prochain, la Cour suprême des États-Unis abrogera probablement l’arrêt « Roe v. Wade », qui a fait de l’accès à l’IVG un droit constitutionnel. Mais dans le Missouri, État conservateur du Midwest, cela fait des années que les interruptions volontaires de grossesse se réduisent à peau de chagrin.
par Alexis Buisson
Journal — Violences conjugales
Johnny Depp/Amber Heard : un risque que les procès en diffamation sapent #MeToo
Le procès en diffamation qui oppose depuis plusieurs semaines Johnny Depp à son ex-épouse, l’actrice Amber Heard, ne cesse de susciter le malaise. Outre le côté spectacle, la diffamation apparaît ici détournée de son objectif premier. Au risque de bâillonner de potentielles victimes dans d’autres affaires. 
par Patricia Neves
Journal — International
« Sauver l’Amérique », huit ans dans les pas de ceux qui prêchent l’intolérance
Qui sont ces prédicateurs qui tentent d’imposer leur radicalisation religieuse aux États-Unis ? Qui parviennent, alors qu’une majorité d’Américains soutiennent l’IVG, à guider le bras de la Cour suprême dans un projet de décision très défavorable au droit constitutionnel à l’avortement ? Thomas Haley a suivi l’un d’entre eux, filmant ses prêches, ses actions, sa vie de famille. Glaçant.
par Thomas Haley

La sélection du Club

Billet d’édition
Pour une alimentation simple et saine sans agro-industrie
Depuis plusieurs décennies, les industries agro-alimentaires devenues des multinationales qui se placent au-dessus des lois de chaque gouvernement, n’ont eu de cesse pour vendre leurs produits de lancer des campagnes de communication aux mensonges décomplexés au plus grand mépris de la santé et du bien-être de leurs consommateurs.
par Cédric Lépine
Billet de blog
L'effondrement de l'écologie de marché
Pourquoi ce hiatus entre la prise de conscience (trop lente mais réelle tout de même) de la nécessité d’une transformation écologique du modèle productif et consumériste et la perte de vitesse de l’écologie politique façon EELV ?
par jmharribey
Billet de blog
Rapport Meadows 9 : la crise annoncée des matières premières
La fabrication de nos objets « high tech » nécessite de plus en plus de ressources minières rares, qu'il faudra extraire avec de moins en moins d'énergie disponible, comme nous l'a rappelé le précédent entretien avec Matthieu Auzanneau. Aujourd'hui, c'est Philippe Bihouix, un expert des questions minières, qui répond aux questions d'Audrey Boehly.
par Pierre Sassier
Billet de blog
Reculer les limites écologiques de la croissance… ou celles du déni ?
« À partir d’un exemple, vous montrerez que l’innovation peut aider à reculer les limites écologiques de la croissance ». L' Atécopol et Enseignant·es pour la planète analysent ce sujet du bac SES, qui montre l’inadéquation de l’enseignement des crises environnementales, et les biais de programmes empêchant de penser la sobriété et la sortie d’un modèle croissantiste et productiviste.
par Atelier d'Ecologie Politique de Toulouse