La rédaction d'infoLibre
Pigiste Mediapart

61 Billets

0 Édition

Billet de blog 27 août 2015

Migrantes por la esperanza

La rédaction d'infoLibre
Pigiste Mediapart

*Artículo de Ramón Lobo, publicado en el blog 'Muros sin fronteras'infoLibre, socio editorial de Mediapart

© Al Jazeera English

Me gusta la palabra migrante porque reúne a los que se van y a los que vienen. La Europa del hambre y de las guerras del XIX y comienzos del XX fue migrante: ayudó a construir EEUU, Canadá y algunos países de América Latina. España es migrante: lo fue hacia Alemania, Francia y Suiza durante la postguerra y lo fue hacia México, Argentina y Venezuela tras la victoria franquista. Y lo sigue siendo hoy con la generación expulsada. Todos somos migrantes, pero sin memoria.

© The Guardian

Agosto ha sido el mes de los migrantes que vienen; escapan como escapábamos nosotros. Primero fueron las imágenes de su llegada a las islas griegas (más de 50.000 solo en julio); después, las de su paso por Macedonia y Serbia hacia su 'El Dorado', pero aquí les espera la Europa madrastra, la Europa egoísta. 

En lo que llevamos de año han muerto 2.373 personas al tratar de cruzar el Mediterráneo, según la Organización Internacional para las Migraciones. Cada muerto tiene un nombre, una historia, un sueño. No son solo cifras, son vidas que se perdieron. Berlín espera que el número de inmigrantes que llega a Europa alcance a final de año un récord de 800.000.

© FRANCE 24 English

En esta información de la BBC titulada « Why is EU struggling with migrants and asylum? » hay varios gráficos con datos de Frontex, la agencia de UE, que explican las diferentes rutas utilizadas y los países de procedencia. La mayoría vienen de Siria e Eritrea. Uno de los puntos claves de paso es Libia. Quédense, por favor, con el nombre de estos tres países: Siria, Eritrea y Libia. También pueden consultar la página de Frontex directamente. O las últimas estadísticas europeas, que van un poco retrasadas sobre la realidad de este verano.En este enlace tienen las mejores fotos reunidas por la sección 'In Focus' de la revista estadounidense The Atlantic.

© Al Jazeera English

Todas las informaciones relacionadas con la inmigración conllevan dos peligros: que sirvan para agitar pasiones xenófobas en busca de rédito electoral, que tiene como efecto los ataques racistas contra centros de inmigrantes o que ministros irresponsables, como el español de Interior, lo utilicen para vincular inmigración con terrorismo islamista. El problema no los que huyen de las guerras sino los yihadistas que regresan de Siria. Estos no saltan la valla de Ceuta o Melilla, entran por los aeropuertos con su pasaporte español.

© Janez Zgaga

Para evitar manipulaciones, The Guardian publica el texto: « Diez verdades sobre la crisis de migración en Europa ». Les adelanto dos datos de esta información: el 62% de los migrantes que llegan no escapan de la pobreza o el hambre, sino de la guerra y las dictaduras. Son potencialmente refugiados políticos.Según  Si pensamos que son muchos, Líbano acoge a 1,2 millones de refugiados sirios cuando su población nacional no sobrepasa los 4,5 millones. La población de la UE supera los 500 millones.

Les pedí que recordaran tres nombres: Siria, Eritrea y Libia. Podríamos añadir también Afganistán, otro exportador de refugiados. 

© Gapminder Foundation

Existe una gran responsabilidad occidental en la creación y desarrollo de la guerra civil en Siria. Primero favorecimos al Ejército Libre de Siria, al que entregamos armas y mucho ánimo para que derrocara al régimen de Bachar el Asad. Pero nunca se les dimos el apoyo suficiente, faltó armamento pesado y voluntad política.

Este grupo al que llamábamos moderado quedó superado ante su incapacidad por otras milicias cada vez más radicalizadas. El Frente Al Nusra, que rinde obediencia a Al Qaeda, parece moderado frente al Estado Islámico, cuya irrupción ha desplazado a los demás. Ahora, el problema afecta a una parte importante de Siria e Irak, y los civiles de los dos países, así como los defensores de los derechos humanos a los que no quisimos socorrer. En los últimos tres años la mitad de la población siria ha tenido que abandonar sus casas. Son desplazados o refugiados. Lo que sucede es la consecuencia de nuestra incompetencia.

© TestTube News

Lo mismo ocurre Libia. ¿Qué problema había con un dictador hijo de puta que nos vendía petróleo y compraba armas? Se decidió sustituirlo sin otro plan que salir en la televisión y decir que apoyábamos las primaveras árabes. Muamar el Gadafi, un dictador sanguinario, fue reemplazado por varios dictadores sanguinarios que se disputan el territorio.

© RT

Libia es un punto de paso de la inmigración hacía Europa, ahora sin control. Hay otros dictadores con credenciales parecidas. Con ellos no nos metemos, pese a su doble juego político. Algunas de estas dictaduras son financiadores del Estado Islámico, nuestro teórico enemigo planetario. Sobre el presunto entusiasmo con las primaveras árabes habría que recordar el apoyo al golpe de Estado y actual represión en Egipto, un país amigo. O la inacción en Bahréin, sede de la V Flota.

Si quieren saber más sobre Eritrea, les recomiendo este video y la lectura de este reportaje del The Washington Post: « The brutal dictatorship the world keeps ignoring ». Y una canción dedicada a los que se juegan la vida y a los que intentan ayudar.

© Hellcat Records

Bienvenue dans le Club de Mediapart

Tout·e abonné·e à Mediapart dispose d’un blog et peut exercer sa liberté d’expression dans le respect de notre charte de participation.

Les textes ne sont ni validés, ni modérés en amont de leur publication.

Voir notre charte

À la Une de Mediapart

Journal — Médias
Zemmour, un infernal piège médiatique
Émaillé de violences, le premier meeting de campagne d’Éric Zemmour lui a permis de se poser en cible de la « meute » médiatique. Le candidat de l’ultradroite utilise la victimisation et des méthodes d’agit-prop qui ont déjà égaré les médias états-uniens lorsque Donald Trump a émergé. Il est urgent que les médias français prennent la mesure du piège immense auquel ils sont confrontés.  
par Mathieu Magnaudeix
Journal — Politique
Zemmour : quand le candidat parle, ses militants frappent
À Villepinte comme à Paris, des antifascistes se sont mobilisés pour ne pas laisser le premier meeting d’Éric Zemmour se tenir dans l’indifférence. Dans la salle, plus de 10 000 personnes s’étaient réunies pour l’entendre dérouler ses antiennes haineuses, dans une ambiance violente.
par Mathieu Dejean, Mathilde Goanec et Ellen Salvi
Journal — Social
« Les salariés avec qui je m’affiche se mettent en danger » : les syndicalistes dans le viseur
Dans plusieurs directions régionales de l’entreprise, les représentants du personnel perçus comme trop remuants affirment subir des pressions et écoper de multiples sanctions. La justice est saisie.
par Cécile Hautefeuille et Dan Israel
Journal
Fonderies : un secteur en plein marasme
L’usine SAM, dans l’Aveyron, dont la cessation d’activité vient d’être prononcée, rejoint une longue liste de fonderies, sous-traitantes de l’automobile, fermées ou en sursis. Pour les acteurs de la filière, la crise économique et l’essor des moteurs électriques ont bon dos. Ils pointent la responsabilité des constructeurs.
par Cécile Hautefeuille

La sélection du Club

Billet de blog
Le fascisme est faible quand le mouvement de classe est fort
Paris s’apprête à manifester contre le candidat fasciste Éric Zemmour, dimanche 5 décembre, à l’appel de la CGT, de Solidaires et de la Jeune Garde Paris. Réflexions sur le rôle moteur, essentiel, que doit jouer le mouvement syndical dans la construction d’un front unitaire antifasciste.
par Guillaume Goutte
Billet d’édition
Dimanche 5 décembre : un déchirement
Retour sur cette mobilisation antifasciste lourde de sens.
par Joseph Siraudeau
Billet de blog
Aimé Césaire : les origines coloniales du fascisme
Quel est le lien entre colonisation et fascisme ? Comme toujours... c'est le capitalisme ! Mais pour bien comprendre leur relation, il faut qu'on discute avec Aimé Césaire.
par Jean-Marc B
Billet de blog
« Pas de plateforme pour le fascisme » et « liberté d’expression »
Alors que commence la campagne présidentielle et que des militants antifascistes se donnent pour projet de perturber ou d’empêcher l’expression publique de l’extrême droite et notamment de la campagne d’Éric Zemmour se multiplient les voix qui tendent à comparer ces pratiques au fascisme et accusent les militants autonomes de « censure », d' « intolérance » voire d’ « antidémocratie »...
par Geoffroy de Lagasnerie