La muerte de Yasser Arafat y la teoría del asesinato

El 11 de noviembre de 2004 moría en Francia el primer presidente de la Autoridad Palestina · Ante la dudosa tésis oficial de una muerte por vejez, los rumores y las especulaciones llegaron hasta la hipotesis de un fallecimiento a causa del Sida, descartada inmediatamente · El especialista francés Marcel Francis Khan, que accedió al dossier médico, defiende la teoría del envenenamiento



Jerusalén Este se encuentra bajo una tensión sin precedentes en los últimos años. La ampliación de contrucciones israelíes en los barrios árabes, el cierre momentáneo por las fuerzas israelíes de la mezquita al-Aqsa (bajo administración de Jordania), atentados por atropellamiento y por armas blancas y armas de fuego, y el incendio de una mezquita hace sólo unas horas. En el plano interno, las fuerzas rivales Fatah y Hamas se encuentran al borde de una nueva ruptura. En el plano externo, el presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas, considerado como un 'moderado' por Occidente, acusa a israel de haber "declarado una guerra religiosa", mientras los especialistas ya hablan de una tercera intifada.

 

Es en este contexto que el día de ayer se celebró el décimo aniversario de la muerte de Yasser Arafat, el primer presidente de la Autoridad Palestina. Arafat es considerado por muchos, entre ellos el presidente francés Jacques Chirac, como el padre del pueblo palestino al unir las diferentes ramas políticas y sociales para construir un sentimiento de 'identidad palestina'. Arafat se encontraba recluído en las oficinas de Ramallah en Cisjordania desde 2001 bajo asedio del ejército israelí, en una suerte de prisión domiciliaria. En octubre de 2004, sufre un empeoramiento particularmente rápido de su estado de salud y es tranferido a suelo francés el 29 de octubre por pedido de su mujer Suha Arafat. El 11 de noviembre,  el líder palestino moría en el hospital militar Percy, en la ciudad francesa de Clamart, al sur de París.

 

A una década de su desaparición, la condiciones de su muerte siguen siendo un misterio. La tésis oficial defiende la muerte a causa de su avanzada edad. Sin embargo, quienes lo conocieron consideraban que a pesar de sus 75 años, se encontraba en un estado relativamente satisfactorio. No presentaba signos evidentes de senilidad, ni de problemas neurológicos. ¿Cómo murió Yasser Arafat? Envenenamiento con polonio y hasta el sindrome de inmunodeficiencia adquirida, los rumores y las especulaciones son numerosos.

 

Médico de profesión, ateo, y militante de la causa palestina, Marcel Francis Kahn pudo acceder al dossier completo del hospital francés. Kahn encontró a Arafat en varias oportunidades con el correr de los años, y lo trató médicamente por un problema menor en una oportunidad por lo que conoce de manera pormenorizada sus antecedentes clínicos. Sin esconder su afinidad con la lucha palestina el especialista francés defiende la teoría de un envenenamiento a partir de una toxina de champignon que presenta, según él, todos los síntomas sufridos por el líder de la Autoridad Palestina. En una conferencia en ocasión del décimmo aniversario de su muerte el Dr. Kahn explicó los detalles.

 

"Yo tengo el dossier médico completo de Percy. Tanto del servicio de enfermedades infecciosas dónde fue dirigido en primera instancia, como del servicio de reanimación cuando se su estado se agravó" aclaró. Kahn considera que según los documentos Arafat ha sido muy bien examinado, "buscaron todo tipo de enfermedad, todo aquello que se puede identificar, y no encontraron nada". La búsqueda habría incluído hasta cinco isótopos radioactivos y el resultado fue negativo. No tenía nada infeccioso. No obstante, a solamente unos días de su llegada a Francia comenzaría a sufrir una insuficiencia en hígado y riñón así como problemas de coagulación. De hecho, fue su problema de coagulación lo que produciría su muerte a partir de una hemorragia intracerebral.

 

El médico francés explicó que habiendo descartado todo lo "lógicamente posible", la conclusión del Hospital de Percy fue que no se podía llegar a un diagnóstico preciso. "Fue ahí cuándo comencé a interesarme en la cuestión. Sobretodo teniendo en cuenta que su mujer tardó seis años en pedir una autopsia", contó Kahn aunque advirtió que aún de realizarse la autopsia era posible que no se hubiera encontrado nada de todas formas, ya que no se había encontrado nada 'interno' que causara su muerte. Por lo cual era necesario considerar la teoría de una causa 'externa'.

 

"La pregunta que yo me hice fue, ¿Existe algo que reproduzca exactamente la secuencia que provocó la muerte de Yasser Arafat? Y la respuesta es Sí", arremetió Kahn. Siendo miembro de la Sociedad Francesa de Micología el doctor consideró la hipótesis de un envenenamiento por champignon. "Entonces me hice la pregunta ¿Existe alguna toxina proveniente de un champignon que habiendo sido suministrada una sola vez comienza a actuar solamente unos días después, que no deja ninguna huella, y que provoca la muerta en un lapso prolongado, entre quince días y tres semanas? Y la respuesta es : Sí, hay uno" destacó no sin advertir que sería "ridículo" pensar que hicieron comer champignones a Arafat, puesto que eso habría levantado sospechas, gente preparada podría haber extraído una o varias toxinas y suministrarla a partir de simples gotas en un vaso de agua.

 

En cuanto al eventual responsable de tal misión. El militante pro-palestino recordó que cerca de Tel Aviv, en Ness-Ziona, se encuentra el Instituto para la Investigación Biológica. El mismo cuenta con una parte abierta, en la cual se realiza investigación de productos biológicos, y una parte que es completamente cerrada y confidencial, "en la cual se estudia las armas biológicas", aseguró Kahn y recordó que Israel ya ha incursionado en el asesinato de enemigos políticos a partir de la administración de toxinas.  En 1997, dos agentes de la Mossad inyectaron una toxina letal en la oreja del dirigente de Hamas Jaled Meshaal cuando este se econtraba en Amman. Sin embargo, los israelíes fueron rápidamente capturados por la policía local y el príncipe Abdallah de Jordania amenazó a Israel con encarcelar a los agentes y cortar las relaciones diplomáticas. Benjamin Netanyahu, primer ministro también en aquel entonces, envió inmediatamente el antídoto y Meshaal fue salvado. "Existe entonces, la intención, los antecedentes y los medios" sentenció Kahn.

 

No obstante, el especialista francés admitió que no existen pruebas concretas. "Estamos frente a un crimen perfecto. Porque no sabemos quién lo ha administrado. No sabemos exactamente de qué toxina se trata, porque el champignon en cuestión tiene toda una serie de toxinas, y ésta podría incluso ser modificada porque un producto biológico puede ser modificado enormemente". El médico recordó que para buscar la causa de una muerte se debe saber exactamente lo que se busca, "una autopsia no se hace a ciegas buscando algo raro, debemos saber exactamente qué buscamos para poder encontrarlo. Así que solamente los que lo suministraron podrían encontrarlo". Por otro lado, de tratarse de un producto orgánico éste podría desaparecer con el tiempo sin dejar huella alguna. Así las cosas, el Dr. Kahn destacó que al ver los sintomas que provoca un cierto tipo de champignon están dados todos los elementos que se observaron en el caso de Yasser Arafat.

 

Aunque las declaraciones del especialista francés apuntan a una eventual participación israelí en la, por los menos, sospechosa muerte del líder palestino, la necesidad de un complice interno fue destacada por el militante pro-palestino. Según el periodista Emmanuel Faux, quien se serviría del dossier médico obtenido por Kahn para su libro "L'affaire Arafat", en el año 2004 los enemigos más fuertes del presidente de la Autoridad Palestina se encontraban en las filas palestinas, en el marco de una sangriente guerra interna. Las acusaciones de Kahn y Faux apuntan así al lider de Hamas Mohammed Dahlan, entonces encargado de la seguridad en la Franja de Gaza, que había intentado un fracasado complot contra Arafat sólo unos meses antes.

 

Esta teoría es apoyada actualmente por el lider de al-Fatah Mahmud Abbas según declaraciones hechas públicas en el corriente año. De comprobarse la teoría del asesinato por parte de Israel con apoyo de un miebro de Hamas, las tensas relaciones entre la Autoridad Palestina y Hamas y entre estos y el Estado de Israel podrían llevar, como muchos temen, a una escalada de violencia, y a una nueva intifada palestina en el corazón del Medio Oriente.-


http://www.derf.com.ar/despachos.asp?cod_des=639816&ID_Seccion=125&Titular=La%20muerte%20de%20Yasser%20Arafat%20y%20la%20teoría%20del%20asesinato.html


Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.