Caza de brujas contra musulmanes en Francia

Los organismos de derechos humanos denuncian graves abusos bajo el paraguas del estado de emergencia que rige desde los atentados de París y que permite registros domiciliarios con mayor facilidad.

Caza de brujas contra musulmanes en Francia

 

Los organismos de derechos humanos denuncian graves abusos bajo el paraguas del estado de emergencia que rige desde los atentados de París y que permite registros domiciliarios con mayor facilidad.

El Espagnol


Alexandra Gil
, París 14.02.2016

“Estoy bajo arresto domiciliario y no sé por qué”. Nicolas tiene 21 años. Cuando el 13 de noviembre de 2015 los terroristas sembraron el terror en las calles de París, él trabajaba como dependiente en una tienda de zapatos. Nada hacía presagiar que varias semanas después perdería su empleo. El 15 de diciembre, sobre las cuatro de la tarde, diez policías irrumpieron en su domicilio, en el que vive con su padre y su hermano.

“Mi padre no estaba en casa, y yo tampoco. Sólo mi hermano, viendo la televisión con mi primo”, cuenta al teléfono. “Les apuntaron con las armas a la cabeza, y después registraron toda la casa”. El joven, que se preparaba para opositar a un puesto en la administración pública para ser conservador de museos, explica que a día de hoy no puede optar a ningún trabajo. “Tuve que dejar la zapatería, porque desde que me pusieron bajo arresto domiciliario debo ir a comisaría tres veces al día. No puedo salir...

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.