Para personas desplazadas, más justicia que camas

Las alcalderías de Madrid y Barcelona plantean recursos de unos cientos asilos para los refugiados

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/09/01/madrid/1441120620_596650.html

Ada Colau y Manuela Carmena

Ada Colau y Manuela Carmena, el pasado mayo. /Julián Rojas



De verdad... Yo no entiendo los argumentos que nos arrojan estas autoridades (reconocidas como de izquierda desde hace las ùltimas elecciones municipales, este año). Las alcaldes de Madrid y de Barcelona sólo hablan de los recursos existentes en las leyes sociales del país, pero ¡es muy lejos de la marca!

Porque ...

Todavía no es en el número de camas disponibles el problema màs urgente (rara vez más de unos pocos cientos en las megaciudades como son las capitales españolas y europeas), no. Se debe en primer lugar considerar como fuera de la ley esta política de exclusión. Debemos negar las disposiciones de Schengen (1985 y 1990) y el Tratado de Lisboa (2007) y, desde luego, convertir las fuerzas del orden no a la represión, sino por el contrario a la vivienda, a la atención y al apoyo, a los alimentos, a las personas que hablan los idiomas de la población desplazada ...

Mientras se calcula en función de la capacidad actual de la hospitalización, será muy, muy por debajo de las necesidades reales (ejemplo: cuando las personas amontonadas sin higiénico, pues, se obtiene inevitablemente sarna, escabiosis... Si quieren obtener tales resultados horribles, que utilisan nuestro "apoyo" de esta manera catastrófica, y ya llegaremos a enfermar toda la población y, por fín, a desesperar las pocas buenas voluntades que quedan).

La primera medida de emergencia es rechazar de inmediato las condiciones inicuas que son nuestras leyes de exclusión en Europa. Son urgentes no sólo la ruptura de relaciones diplomáticas con dictaduras corruptas que hacen que està sangrando las personas en África, pero, de nuevo, el retiro de todas nuestras empresas que saquean los recursos de este continente, y podernos, nosotros pueblos del mundo, a quejar en los tribunales contra cada gerente de Franciáfrica aquí en la metrópoli, sino también en Europa y en África.

Esto, los alcades de « izquierda » podrían hacerlo. Pero la izquierda no es una opción política para los politicos, es sólo el modo de poner el coche. Ahora no se puede pensar en izquierda o en derecha, ahora se debe pensar a ¿somos humanos y nos apoyamos realmente? o no. Parece que para las alcaldes de Barcelona y Madrid, se ponen, un poco màs humanas, pero no suficiente para que la gente llega a dignidad de cualquier sitio donde nace.

Jean-Jacques M'μ

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.