Los piratas franceses en la Guayana

Las Firmas de lo Viviente, las explotaciones vs las entidades colectivas e individuales, el desarrollo Francia/Guayana por separado.

Le Vivant Le Vivant
 

Las Firmas de lo Viviente, las explotaciones vs las entidades colectivas e individuales, el desarrollo Francia/Guayana por separado.

Al sobrevolar la espesa vegetación desde el río Maroni hasta el río Oyapock en red-jet teníamos la certeza (confirmada por la intuición que las bellezas naturales despiertan) de que la canopea reboza riquezas inauditas y conocidas desde hace tiempo por la Oficina de Investigaciones Geológicas y Mineras (BRGM), el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD), la Dirección Regional de la Industria de la Investigación y del Medio Ambiente (DIREN), la Dirección Regional de Medio Ambiente, la Dirección de Alimentación Agricultura y Bosques, el Centro de Cooperación Internacional en Investigaciones Agronómicas para el Desarrollo (CIRAD), en los que ningún Guyanés tiene responsabilidades ya que lo apartan automáticamente, lo desechan. Esas sociedades infringen el artículo 8J de la biodiversidad o tratarán de recurrir al sui generis para privar a los pueblos autóctonos de las regalías que les corresponden.

Desvinculándose de los pueblos autóctonos (jefes tribales, indios americanos), ellos mismos frecuentemente manejados por turistas itinerantes (blancos, etno-socio-antropólogos, emanando del Ministerio de Economía y de Finanzas, de la Investigación, del Comercio, del Interior y de la defensa); contaminadores de su integridad y de su inmensa sensibilidad protectora del medio ambiente a la manera de los neg danbwa, respetuosos de la naturaleza, igual que bajo ese manto verde de selvas húmedas de una superficie de mas o menos 85% de territorio pero perteneciendo tanto, si no es más, al altiplano de las Guayanas que contiene inmensurables plantas milagrosas con moléculas amazónicas y acaparadas por las multinacionales. Sobre esos árboles llamados grandes árboles que sobrepasan los 50 metros se injertan orquídeas que un grupo de Monghs comercializa en el mercado de Cayena.

La Guayana da paso a las desigualdades en el marasmo económico, a las distorsiones y a las ideas descabelladas de las organizaciones como la DRIRE y la DIREN que mencionamos más arriba. Lanmé ka raburé! i ka poté palétivyé! (¡El mar tiene el poder del manglar y el arado después de un ciclo de 8 a 45 años! Testigo: Sr. Claude Nouvet, 72 años); sí, los peñones que hasta ese momento estaban sumergidos y llenos de mangles hacen su aparición como señal de un cambio en el tiempo concedido a los que luchan. Son los colonialistas que tienen como mala costumbre imponer nombres, forzar, ponerse en situación de superioridad sobre la lengua vernácula. Sus funcionarios son buenos “boys” que respetan escrupulosamente al pie de la letra el derecho francés.

Un breve recuerdo histórico: la creación del presunto parque nacional francés sin consultar al pueblo guyanés tal como ocurrió en su momento con la imposición del centro espacial denominado guyanés. Esto ocurrió luego de la conferencia de Rio de Janeiro en 1992 sobre el medio ambiente y el desarrollo, durante la cual un antiguo ministro del interior de la 4ª República y presidente en ejercicio, François Mitterrand, puso sus miradas en ese territorio fronterizo de Brasil y de Surinam. El decreto del 28 de febrero de 2007 marca el comienzo de una nueva desmembración arbitraria de la Guayana. Más de tres millones de hectáreas son entregadas a una suerte de dios con poderes metafísicos enormes de administración de policía y de inventario naturistas de la biomasa. Nunca existió ningún desarrollo absurdo duradero y Léon Gontran Damas declaraba a ese respecto :

“Siempre esas palabras

siempre las mismas

de las cuales no parece

que haya comprendido

nunca jamás

al instante

toda la inútil crueldad”

Así es como decidieron en las altas esferas perturbar el equilibrio de las plantas, destruir y saquear el ecosistema, responsabilizar a los negros de la ciudad que por razones económicas domesticaban los animales, los capturaban para alimentarse en vez de aferrarse a los productos congelados que llegaban de Europa.

La arrogancia de los componentes recién llegados, depredadores del otro lado del Atlántico (militares, policías, colonos extremadamente armados y que trajeron costumbres como el safari) tuvo entonces efectos devastadores sobre el ecosistema mientras que los Amerindios, los negros y algunos chinos siempre multiplicaron las precauciones y la preservación que permitieron proteger ese patrimonio en un clima cálido, húmedo y hospitalario.

 Es bueno saber que el país cuenta con estaciones: una lluviosa, un buen tiempo destemplado en el mes de marzo y un buen tiempo seco a partir del mes de julio que siempre es perturbado por el bombardeo espacial de Ariane; a estas tres estaciones hay que agregarles Soyouz y Véga.

 Según un esquema clásico, la contratación discriminatoria del personal autóctono del parque "nacional" se realiza arbitrariamente bajo el asesoramiento de la gendarmería y del Regimiento del Servicio Militar Adaptado (RSMA); esa autoridad colonial recurre a las grandes familias para ingresar en los hogares, robar las culturas, las pericias y los conocimientos. Para lograrlo crea puestos al pie de la escalera según una clasificación de aptitud racial inacabada: piragüero-instructor, guardabosque, senderista-carpintero de obra, coordinador cultural; no es que esos puestos reservados sean puestos deshonrosos, poco brillantes pero sobre todo son creados en beneficio de un estilo social graduado en relaciones de profesiones privilegiadas reservadas para una casta blanca dominante de aventureros bajo el clima tropical. Ninguno de esos Amerindios Tékos o Wayanas, también “negros” llegará a ser técnico en medio ambiente en este decenio. La razón principal de la unidad del pueblo autóctono es: asumir su existencia, defenderla, ¡Existir, Resistir!

 En una obra titulada Resistencia visual de Christine Frérot, Oaxaca 2006, prologado por Édouard Glissant, éste escribió: “Una totalidad en marcha ocupa todo el espacio y mucho más”.

 En el sigo XXI, los Guyaneses viven con la redundancia y la inconsistencia mientras que el colonialismo francés acaba de otorgar una licencia renovada al consorcio neerlandés Shell que al anunciar el descubrimiento de petróleo offshore a 3000 metros bajo el océano, a 150 km de las costas guyanesas confirma la existencia de informaciones que hasta ese momento eran un secreto de Estado. Al parecer, acá ninguna Colectividad revigorizada importante puede hacer valer un derecho de control sobre las perforaciones en curso ni a bordo de los petroleros que podrían acercarse a esos pozos, debido a la jurisdicción francesa.  

 Malum Habebis la potencia colonial priva la Guayana de todo eje de explotación, a pesar de las observaciones formuladas por nuestros parlamentarios, la Sra. Christiane Taubira Delannon y el Sr. Jean Étienne Antoinette, así como por el Presidente del Consejo Regional el Sr. Rodolphe Alexandre. Recordemos que el país padece una tasa de desocupación vecina al 40% de la población activa; los jóvenes renuncian cada vez más a inscribirse en el fondo de desempleo. La Sra. Emmelyne Octavie, una joven guyanesa licenciada en español sin haber estudiado en el país de Kristina Kirchner, parte de una constatación que describe en Máscara negra sobre rostro blanco: “lo tranquilizo al asegurarle que aunque uno se levante al alba, el porvenir sigue siendo para la mayoría de nosotros un espejo sin vidrio así como lo es para los que se levantan tarde”.

 Los retos petroleros y las guerras que el imperialismo internacional lleva a cabo en la reconquista de los países dotados con esas riquezas: Costa de Marfil, Libia, Afganistán…les dieron la idea a los países neocolonialistas europeos de crear en esta circunstancia una empresa pantalla en la Guayana denominada Guayana Marítima. A la cabeza de esa piratería internacional en las aguas guyanesas se encuentran: Tullow oil (25%), un consorcio formado por total (25%), Shell (45%) y Northpet (2,5%). Señalemos que la Guayana no dispone de ningún dispositivo que permitiría hacer frente a una marea negra y que en el marco de una verdadera política de colaboración con brasil, es indispensable crear un verdadero puente entre nuestros dos países ya que este último es el único que puede responder ante semejante amenaza. Cf. la marea negra en Luisiana, cuando los Estados Unidos le pidieron socorro a los Federales de Brasil.   

 Esos actos de bandolerismo del petróleo impunes no están sujetos a ningún régimen tributario por parte del país de Sépélu, jefe guerrero heroico Kali’na, ni consecuencia financiera en la Guayana. Se trata de un robo de petróleo deliberado, todavía organizado por el Príncipe es decir la potencia colonial que decide en lugar del Guyanés.

 Cerca de Brasil, país emergente, el reparto de petróleo offshore no lejos de nuestras costas no provocó vocaciones en los jóvenes bachilleres que le dan la espalda al mar. Ese hecho parece estar vinculado con la educación así como con cualquier formación básica en los Guyaneses, en este caso con los puestos de técnicos, ingenieros, médicos laborales capaces de tomar el relevo (en un plazo razonable) del control de una multinacional, hecho corriente en Venezuela, Bolivia y Argentina. Se trata de elecciones políticas, económicas y sociales de esos países parecidos al nuestro; nos corresponde volver a adueñarnos de nuestras riquezas con vistas al desarrollo de nuestro país que se encuentra pobre y moribundo.

 ¿Cómo aceptar que cada multinacional cree su propio consorcio y su participación con el objetivo de dividirse las riquezas? Cada uno de nosotros reconocerá que se revela acá una barbarie debida a la persistencia colonial. No podríamos conformarnos con los favores del estado francés. Señalemos que la Guayana fue excluida de sus partes: 33% para la británica BP y 25% para Total. El campo de reserva es de 700 millones de barriles que borrarán además los préstamos del estado francés y restablecerán la pérdida de su triple A. La Guayana contribuiría así en el crecimiento de un país sobreendeudado relegado al el octavo lugar mundial sin contrapartida equitativa ya que al mismo tiempo, 47% de los jóvenes de 16 a 20 años no tienen ninguna perspectiva donde el oro negro fluye.

Francia y sus aliados europeos infringen una vez más las resoluciones 15/14 de la ONU con fecha de diciembre de 1963, a la vista y conocimientos de todos. Como decimos acá: ravet pa jen gen rèzon divan pulayé pul (la cucaracha siempre tiene la culpa frente a la gallina). ¿Hasta cuándo?  

 

                                          - Marie-Claire Newton, Alédiyo (embajador guayanés del patrimonio cultural), Pierre Carpentier y Servais Alphonsine son integrantes del MDES, Movimiento de Descolonizacion y de Emancipacion Social de la Guayana). (Jean-Michel Aupoint y Raymond Charlotte son cofundadores de la OGDH, Organizacion Guayanesa de los Derechos Humanos)

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.