Este fin de semana, Mediapart en acceso libre

El sábado 11 y el domingo 12 de abril, Mediapart, que no tiene otra fuente de ingresos que las suscripciones de sus lectores, ofrece todo su contenido en acceso libre y gratuito. Organizadas una vez al año, estas jornadas virtuales de puertas abiertas permiten a todo el mundo descubrir nuestro periódico. Este año, marcado por un mes de crisis sin precedentes, reclama, más que nunca, una información independiente.

Este fin de semana habrá transcurrido un mes desde que el jueves 12 de marzo de 2020, Emmanuel Macron anunció el cierre de todos los establecimiento educativos ante la epidemia de Covid-19, manteniendo, sin embargo, la primera ronda de las elecciones municipales en Francia. Un pequeño mes, y una eternidad. 

Desde entonces, ya estemos confinados en nuestros hogares o nos veamos obligados a desplazarnos a nuestros puestos de trabajo, hemos presenciado, indefensos y aislados, decisiones inciertas, incluso irresponsables (leer aquí, aquí y aquí), así como disposiciones contradictorias de un poder que ha sido incapaz de prevenir o anticipar. Mientras, el personal sanitario, a pesar de la falta de medios, camas, mascarillas, batas, pruebas, respiradores, medicamentos, etc., hace frente a la epidemia con tal valentía y devoción que obliga al respeto (consulte aquí nuestros principales artículos sobre la Covid-19). 

A la cólera contra la ineptitud de los gobernantes, se añade también la sideración ante el acontecimiento que estamos experimentando, en todas las latitudes (ver aquí los reportajes de nuestros corresponsales en el extranjero), no tiene precedentes. Nuestro mundo aparentemente global y supuestamente multilateral, construido a base de conexión y circulación, de intercambios y desplazamientos, se ha detenido repentinamente: fronteras cerradas, aviones en tierra, poblaciones inmovilizadas, naciones replegadas sobre sí mismas... Como si se hubiera quebrado bajo el efecto de un cortocircuito general causado por la aparición de este nuevo coronavirus. 

En nuestros debates, ahora virtuales, no dejamos de cuestionar este enigma tejido de lo inesperado y lo imprevisible, que ha revelado repentinamente la inmensa fragilidad de nuestras civilizaciones basadas en la potencia, la fuerza y el poder -que es además personal en Francia, debido al dominio presidencial-, por no hablar de su pretensión de dominar la naturaleza. Los gobiernos navegan a la vista cuando los propios científicos avanzan a tientas, dudan y se interrogan (lea más aquí, aquí y aquí). En nuestras soledades conectadas, nos encontramos soñando con el próximo mundo (véase nuestra serie de artículos aquí), imaginándolo y reivindicándolo ante la persistente regresión social (léase también aquí, aquí y allá), mientras presenciamos el redoblado cuestionamiento de nuestras libertades: el Estado de excepción cuenta ahora con una nueva coartada, la salud, para imponerse al Estado de derecho (léase, por ejemplo, aquí y aquí). 

De este extraño, no conocemos la salida. A lo sumo, sabemos que dependerá sobre todo de nuestra vigilancia, nuestra solidaridad, nuestros compromisos -nuestros comunes, en resumen-. Si aceptamos ser desposeídos o despedidos, no podremos sorprendernos de ver que lo peor gana la batalla, es decir, la perpetuación y el agravamiento de aquello que, colectivamente, nos ha llevado por mal camino y nos ha cegado. Así, la información es la primera fuerza en la que debemos confiar. Una información de calidad, al servicio del público, preocupada por el interés general. 

No hay movilización sin confianza y no hay confianza sin verdad: para luchar contra la epidemia, para aprender de ella, para inventar el después, primero tenemos que comprender. El conocimiento nos protege cuando el secreto nos desarma. Esta es la razón de ser de esta prensa libre que Mediapart pretende defender y representar.

Sin accionistas, sin publicidad, sin subvenciones, nuestro periódico vive sólo del apoyo de sus suscriptores. Esto es lo que garantiza radicalmente la independencia de su trabajo: como nos gusta decir, ¡sólo nuestros lectores pueden comprarnos! Sin embargo, la información de Mediapart no está encerrada tras un muro de pago: nuestros suscriptores pueden ofrecer tantos artículos como deseen y patrocinar gratuitamente a sus amigos para que nos lean; todas las contribuciones de nuestro Club Participativo pueden ser consultadas en libre acceso, al igual que los títulos y resúmenes de nuestros artículos. 

Desde su creación hace un mes, nuestro hilo de noticias sobre la crisis sanitaria puede ser consultado gratuitamente, al igual que nuestro programa especial « À l'air libre », una cita diaria de información, testimonios, y reflexión sobre lo que la epidemia dice del estado del mundo, de su impacto en nosotros, en nuestras vidas y nuestras muertes. El Club de Mediapart es, como siempre, accesible a todos, un espacio de libre expresión, testimonio y contribución de nuestros suscriptores, dotado de una extrema riqueza, diversidad y pluralidad, destacando la dimensión participativa que distingue a nuestro periódico (leer aquí y allá). 

Ampliamente compartido en las redes sociales (FacebookTwitterInstagramYouTube), todos nuestros otros contenidos son accesibles por suscripción: nuestras investigaciones, reportajes, análisis, entrevistas, etc. Una vez al año, coincidiendo con nuestro Festival anual en marzo (obviamente, dadas las circunstancias, pospuesto este año), ofrecemos una jornada de puertas abiertas digital para invitar a todos aquellos que han oído hablar de nuestro periódico, sin leer o conocernos, a juzgar por sí mismos. 

Este año, las jornadas de puertas abiertas de Mediapart tendrán lugar este fin de semana, sábado 11 y domingo 12 de abril, durante cuarenta y ocho horas, en todos los soportes (ordenador, tableta, móvil) y en todos los formatos (web y aplicación móvil).

Mediapart en acceso libre: 11-12 abril 2020. Mediapart en acceso libre: 11-12 abril 2020.

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.