Que materias primas serán las del futuro y reciclables.

El cobalto es un metal duro, ferromagnético, de color blanco azulado. Se explotó en Chile a comienzos del siglo XX y las últimas extracciones se remontan a 1944. De ahí en adelante, la industria minera chilena lo olvidó, pero ahora lo empieza a mirar con más deseo que nunca.

Tiene varias propiedades, como aquella que permite endurecer el acero, pero la más atractiva de todas,  es que -junto al litio- es fundamental en la elaboración de baterías para autos eléctricos. No es un tema menor tiene que ver con el futuro, es decir, que para 2035 se cree o se espera que el 40% de los vehículos usen este tipo de baterías (Ion-litio).

54fa14a368372-1

Según los estudios históricos de minería, "Los principales distritos de Chile son San Juan y Carrizalillo Alto en la Región de Atacama, Tambillos en la Región de Coquimbo, y un área en la III Región (La Cobaltera), donde el cobalto fue explotado hasta la década de 1940. Existen posibilidades adicionales para la producción de cobalto como subproducto". "En la IV región (Tambillo Minilla), el cobalto se encuentra como sustrato combinado con mineral de hierro, que podría separarse. Además, hay cobalto en los relaves de cobre, con una ley de 0,2-0,3% en numerosos sitios abandonados: explotarlos para extraer solamente cobalto puede no ser rentable, pero ir al espectro entero de los metales, incluyendo oro, plata, cobre, molibdeno, cadmio y renio, es prometedor".

El auge de vehículos eléctricos ya impulsa las ganancias de mineras en el mundo 15 Expertos ven opción de explotar cobalto con cautela: "Todavía no hay que cantar victoria. A principios de 2016, la agencia estatal CORFO y el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) encargaron un informe técnico independiente para una evaluación preliminar de los recursos de cobalto en el centro y norte de Chile". "Datos iniciales confirmaron la existencia de yacimientos de óxido de hierro, cobre-oro y apatito de óxido de hierro que albergan cobalto, y potencial de trabajo, pero no hubo una cuantificación de las reservas existentes", consignó BTG. CORFO asignará US$5 millones para evaluar el desarrollo tecnológico que permita separar el cobalto de los relaves de cobre, para transformar un pasivo ambiental en un activo. No obstante, BTG. actual considera que cualquier mina de cobalto en Chile necesitaría por lo menos 4 años para responder a los intereses del mercado.
Se ha reforzado en este último tiempo, sobre Chile que posee gran riqueza en yacimientos de minerales no metálicos, lo que a su vez hace que el Cobalto recobre valor debido al crecimiento de la electro movilidad.

A partir de este análisis, nace la necesidad por parte de CORFO y Serneageomin de estudiar el potencial de este recurso natural en el país, específicamente en las regiones de Atacama, Coquimbo y Región Metropolitana.

Se realizo un estudio sobre los “Recursos Minerales de Cobalto en Chile, potencial minero y de exploración”, elaborado por los investigadores Brian Townley, Alejandro Díaz y Rodrigo Luca del Mining Technology Center de la Universidad de Chile, fue entregado a CORFO, Sernageomin y al Comité CORFO de Minería no Metálica. El cobalto es un metal ferromagnético, de color blanco azulado. Su temperatura de Curie es de 1388 K. Normalmente se encuentra junto con níquel, y ambos suelen formar parte de los meteoritos de hierro. Es un elemento químico esencial para los mamíferos en pequeñas cantidades.

Su origen etimológico proviene tanto del alemán kobald, que curiosamente significa duende mágico o espíritu maligno, como del griego cobalos, nombre de una antigua mina griega. Este elemento fue descubierto por el químico y minerólogo sueco Georg Brandt, quien en el año 1735 descubrió que el cobalto era el responsable del color azul del vidrio.

La antigua mina "la Cobaltera"

cobaltera0499gr

 El cobalto es un elemento duro pero quebradizo que ciertamente, se asemeja mucho al hierro y también al níquel. Este metal pertenece al grupo 9 de los elementos de la tabla periódica. En la naturaleza existe como una mezcla de dos formas alotrópicas. Se le puede encontrar en minerales como la cobaltita, esmaltita y eritrina, pudiéndose obtener también como un subproducto de otros elementos como níquel, el plomo, el hierro y el cobre. En algunas regiones del Zaire, Marruecos y Canadá se pueden encontrar los yacimientos de cobalto más grandes del mundo.

Al ser un elemento duro, fuerte y resistente a la oxidación, el cobalto se usa ampliamente en la fabricación de productos y materiales industriales, sobre todo en las aleaciones industriales de turbinas de aviones o generadores de turbinas de gas.

Debido al crecimiento de la electro-movilidad, la demanda de cobalto puede aumentar, al igual que la del litio. El principal productor de cobalto en el mundo es la República Democrática de Congo. Para Chile se abre la perspectiva de que puede ser uno de los principales productores de cobalto. Ya que esta la tríada cobalto, litio y cobre bajos emisiones facilitado por el enorme potencial solar. Que es algo desafiante en cuanto al futuro de innovación”.

Las opciones de Chile para explotar cobalto, reafirmar su liderazgo minero y mover US$1.000 millones. Ya que históricamente en el pasado "de 1844 a 1944, Chile produjo 20.000 toneladas de cobalto al año, pero dejó de hacerlo por la debilidad del mercado. Las leyes en ese momento eran del 7,3% es decir mas del doble de la riqueza que el actual 3% del Congo. Por esta razón es necesaria la certeza de que la explotación es viable. Si se demuestra que lo es entonces Chile puede recuperar la producción, en este caso podría ser una industria que aportaría US$1.800 millones al año al país".

Habrá cobalto para producir vehículos eléctricos

El cobalto se ha convertido en un elemento clave para el futuro de las baterías del coche eléctrico. Los expertos estiman que el 75% de este tipo de automóviles utilizará el cobalto para alargar la autonomía. Pero el suministro del mineral se enfrenta a los riesgos políticos del principal proveedor del mundo, la República Democrática del Congo, y por la especulación de los inversores que esperan que el precio se dispare. De hecho, el cobalto ya ha subido un 50% desde el pasado mes de septiembre.

El cobalto está presente ya casi en cualquier artilugio de la vida moderna: teléfonos móviles, ordenadores, videocámaras... y además será indispensable para el futuro del coche eléctrico. El mineral es esencial para alargar la duración de las baterías de litio, con lo que la autonomía de los automóviles eléctricos depende de su uso. Según la consultora eCobalt Solutions, en 2020, el 75% de las baterías de iones de litio utilizarán este mineral.

El problema está en que actualmente no es fácil de conseguir buen Cobalto. El 60% de las reservas se encuentran en la República Democrática del Congo (RDC). Recientemente sancionado por la explotación de menores en la extracción de este metal, considerando las luchas internas para controlar este riqueza. Pero lo mas complicado es que se encuentra situadas en sitios prácticamente inaccesibles por falta de estructuras de comunicación. Además, el 98% del cobalto no se encuentra puro en la naturaleza. Se tiene que depurar a partir del cobre y el níquel. Por lo que en el mercado internacional hay una escasa oferta y las empresas que lo demandan intentan conseguirlo con proveedores directos.

190115-rdcongo-mine-1

Previsiones y oferta

Los precios han subido casi un 50% desde septiembre, hasta llegar a 19 dólares por libra, por las perspectivas de que haya un boom del coche eléctrico motivado por las restricciones en las principales ciudades de los motores tradicionales en los vehículos. Las previsiones de la consultora CRU Group estiman que las ventas de coche eléctrico e híbridos alcanzarán una cifra de 4,4 millones de vehículos en 2021 y que superará los 6 millones de unidades en 2025. Lo que significará que habrá hasta cuatro y seis veces más modelos de este tipo de coche en las calles respecto a 2016. "Los inversores están comprando cobalto para especular a medio plazo", explica a la agencia un operador de materias primas, "pero no hay suficiente oferta en el mercado de futuros para cubrir la demanda, por eso no se está reflejando en los precios".

Movimientos especulativos y estratégicos

Se observando fuertes posiciones especulativas como las recientes compras masivas de grandes fondos, como la suiza Pala Investments, especializado en minería, y Shanghai Chaos Investment, uno de los fondos más grandes de China en materias primas. Pero también China, está en movimientos estratégicos para aumentar las reservas del metal. El Gobierno Chino apuesta abiertamente por los vehículos eléctricos como medida para reducir la contaminación en las grandes ciudades y compró el año pasado 5.000 toneladas de cobalto para potenciar la industria.

Estados Unidos está haciendo lo mismo. El Departamento de Defensa ha aumentado sus reservas desde 2014, ya que consideran el cobalto como un compuesto estratégico para ser utilizado en aleaciones en turbinas, naves espaciales, plantas energéticas y en motores de cohetes. El gigante del trading de las materias primas Glencore ha tomado el control del 100% de la mayor mina de cobalto del mundo, Mutanda, en la RDC, con una inversión de casi 1.000 millones de dólares al adquirir 30% del capital a Dan Gertler, un polémico multimillonario israelí dedicado a los diamantes y que apareció en los Papeles de Panamá.

En 2016, del yacimiento se extrajeron 24.500 toneladas del metal, casi una cuarta parte de la oferta global.

Déficit para los próximos años

El mercado viene de siete años de sobreoferta que había presionado los precios a la baja, como en la mayoría commodities, pero por primera vez este año arrojará un déficit de 900 toneladas, según informes de CRU Group. La demanda total mundial del año pasado fue de alrededor de 100.000 toneladas, y crecerá hasta las 130.000 toneladas este año, un 30% más, según los expertos.

Los analistas de Macquarie Research esperan déficit de 885 toneladas el próximo año, 3.205 en 2019 y 5.340 en 2020. "La falta de proyectos de extracción de cobalto arrastra los déficits de años pasados y, además, la producción de refinado de países clave como Australia, Rusia o Zambia está muy por debajo de los niveles observados hace una década", destaca el analista de Macquarie, Colin Hamilton, para indicar que el mercado mundial de cobalto depende cada vez más de la RDC. Mientras tanto chile esta ya a la búsqueda de soluciones para la producción, considerando que la riqueza del Cobalto chileno es superior en casi tres veces mas.

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.