SE FUE UN GRANDE Y LUCHADOR INFATIGABLE

Con profunda emoción, y difícil manera de expresar mis sentimientos a mi amigo y camarada que deja este mundo aun lleno de sufrimientos e injusticias que tanto denunció en su vida.

Conocí a Ernesto Carmona, a principio de 1964 en el tren de la victoria en ese periodo con él en ese entonces candidato Salvador Allende. En esa época yo era el responsable de la seguridad del candidato. Tantas veces trabajamos juntos con Ernesto, al igual que con José Carrasco, Gladis Díaz, después Lucia Sepúlveda, María Eugenia Camus, toda esa gente que hacía parte de esta gran lucha contra el imperialismo.

125201219-10223577705488742-2426778679109640956-n

Éramos un grupo de gente dispuestos a sacrificar nuestras vidas por nuestro valores e ideales, ahí estaba Ernesto Carmona, José Carrasco, alias Pepone. También los otros, el paco Lira, José Gómez López, el negro Cabrera, Augusto Carmona, todos combatientes de la libertad y de La justicia social.

Que suerte de estar con ellos de haber vivido y compartido los sueños con estos grandes, que la sola y única forma de acallarlos era asesinarlos.

En esa época ya “El rebelde en la Clandestinidad” era una realidad que entregaba formación, dirección política, nunca antes había habido un periódico que hablara de sobre la toma del poder, sobre la revolución y la importancia de las masas, de la educación política y la cultura.          El “Pepone”, polo cabrera, Pascal Allende, Ernesto Carmona, y yo como fotógrafo realizamos el primer número de “El Rebelde en La Clandestinidad” en ese periódico nuestro director era el “Pituto” Pascal Allende, quien partió a Cuba y tomó su lugar Bauchi, yo era el “Búfalo”, quien hacía los montajes de fotos y también de documentos falsos para circular.

Carmona era un hombre muy serio y competente, asume sus responsabilidades en el MIR, considerando la importancia que tenía el problema de una revolución.  Fuera de nuestros trabajos cotidianos, todas estas estas personas que he nombrado hacíamos trabajo político, unos se encargaban de los textos, yo por mi parte de las fotos o diapositivas que yo mismo fabricaba, con películas de chile film.

Carmona con su grabadora hacía reportajes en el terreno, para la radio, dejaba que los trabajadores explicaran sus problemas, dándoles de esta manera la palabra que siempre fue negada por los medios capitalistas.

Existían medios de comunicación o periódicos los cuales tenían grandes tirajes, que competían con el capital, como el caso del periódico “El Clarín”, también “El Puro Chile”, “Ultima Hora”, por otro lado, estaban los semanarios como “Punto Final”, “La Nueva Hola” “7 Días” etc.

Razón por la cual el pueblo chileno tenía una gran cultura política y también de organización, gran parte de los trabajadores que pertenecían a diversas organizaciones, como juntas de vecinos, partidos políticos y asociaciones de capacitación, como el aprendizaje a la lectura y el comportamiento cívico.

En esto Ernesto Carmona era un gran periodista y organizador, hombre de terreno y combatiente de la justicia social.

125219255-10223577708928828-5563298116075504393-n-1

Vino el golpe de estado, cada uno teníamos responsabilidades, no todos logramos realizar nuestras tareas, el golpe y el llamado de Salvador Allende a no exponerse inútilmente, fue una forma de derrota y también de evitar una masacre. Fui condenado a 20 años de exilio, en Francia, lugar donde creamos nuestra organización para organizar y sostener la resistencia.

Hay que decir que producto de la represión una gran parte de la las casas de seguridad para protegerse o esconderse, la gente tuvo miedo y quedamos en situaciones extremadamente difíciles. Como durmiendo en vagones de estaciones de ferrocarriles y a veces amarrado a los árboles.

Desde Francia creamos una base clandestina al interior del partido, esta se ocupaba de la documentación para la circulación en chile, como también otras formas de enmascaramiento y ayuda. Entre esas cosas había que ocuparse de la difusión de las torturas, desaparecimiento de compañeros que eran detenidos. Obtener ayuda económica a través de organizaciones Europeas.

Entre esas cosas Ernesto me llama que está en Venezuela y quiere crear la federación de periodistas latino americanos, como yo trabajaba en un semanario francés y además tenía mi carta de periodista profesional podría ayudar a la creación de esta organización. Viajó a París con su compañera Javiera, para buscar apoyo y llevar a cabo esta idea de ``Periodistas Latinoamericanos” (FELAP). Conseguimos grandes apoyos de los periodistas de la CGT, y SNJ, quienes financiaron una gran parte para el funcionamiento. Siempre estuvimos en contacto, pero últimamente ya no nos contactamos, sabía que estaba enfermo.

Hoy ha sido un gran golpe para mi, mis lágrimas y emoción no me permiten expresar mis sentimientos, cuando veo que nos deja un gran hombre defensor de la libertad de expresión y de los derechos humanos.

Un saludo de aliento para Javiera.

Búfalo.

 

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.