Guillermo Saavedra
Abonné·e de Mediapart

285 Billets

0 Édition

Billet de blog 27 avr. 2015

Guillermo Saavedra
Abonné·e de Mediapart

El 70% de las minas mexicanas están en manos extranjeras, sobre todo de Canadá

Guillermo Saavedra
Abonné·e de Mediapart

Ce blog est personnel, la rédaction n’est pas à l’origine de ses contenus.

El 70% del sector minero en México está en manos de extranjeros, siendo los empresarios canadienses los que más sacan provecho del neoliberalismo mexicano en este sector, con casi el 75% de las minas que cuentan con participación extranjera.

Tan solo el 30% de la minería mexicana pertenece a los mexicanos, estando el resto en manos de inversores extranjeros, según informa la Cámara Minera de México (Camimex), citada por 'La Jornada'. Los dueños extranjeros controlan unos 92 millones de hectáreas de concesiones en el territorio de México.

El país que más se ha aprovechado de las reformas neoliberales en México es Canadá, ya que en manos de sus empresarios figuran 207 proyectos mineros, es decir el 74% del total. No en vano, de las 10 minas de oro más grandes de México, siete están concesionadas a empresas canadienses: Goldcorp, Agnico Eagle, Alamos Gold, New Gold, Yamana Gold y Torex Gold Resources, informa el diario. Esa situación deriva de los distintos tratados y acuerdos de libre comercio que México ha firmado con varios países a raíz de las reformas neoliberales de hace 20 años, explica.

El segundo lugar en el sector minero mexicano lo ocupa EE.UU. con 43 proyectos (el 15%), seguido de China con 8 proyectos (3%), de Australia con 6 (2%), y de Japón con 5 (2%). En 2013 hubo en total 857 proyectos de exploración y explotación minera con capital extranjero concentrados en 16 estados.

Vea también: La mayor catástrofe ecológica de México causada por una compañía minera

Ce blog est personnel, la rédaction n’est pas à l’origine de ses contenus.

Bienvenue dans Le Club de Mediapart

Tout·e abonné·e à Mediapart dispose d’un blog et peut exercer sa liberté d’expression dans le respect de notre charte de participation.

Les textes ne sont ni validés, ni modérés en amont de leur publication.

Voir notre charte