Mediapart cumple 9 años: nuestras cuentas, nuestros resultados

Nacido el 16 de marzo de 2008, Mediapart, como cada año, aprovecha su aniversario para publicar sus cuentas. En 2016, vuestro periódico ha superado el umbral de 130.000 socios, con una cifra de negocios que ha aumentado cerca de un 10%, un resultado neto que equivale a más del 16% de ingresos. Nuestro equipo cuenta, a día de hoy, con 74 empleados fijos.

Todas las cifras y todas las novedades de Mediapart han sido presentadas y comentadas durante una conferencia de prensa que ha tenido lugar la mañana de este jueves 9 de marzo en nuestra redacción, a la que han asistido una treintena de periodistas y que fue retrasmitida en directo a través de Facebook (ver aquí). Este ejercicio de trasparencia es excepcional en el mundo de los medios de comunicación. Nuestro socio español infoLibre apuesta también por esta iniciativa y publica sus cuentas en este mismo período (leer aquí): por sus cuatro años de vida, ha anunciado un aumento del 31% de su número de socios, por primera vez, se convierte en su principal fuente de ingresos.

Como cada año, aprovechando esta ocasión, publicamos nuestro libro rojo (ver aquí el de 2016) que reúne todas las informaciones sobre la evolución de Mediapart, sus resultados y sus innovaciones. Dicho documento está disponible en acceso libre, y es posible descargarlo en este enlace: 2008-2017 Neuf ans d'indépendance (pdf, 2.1 MB)

He aquí su introducción, seguida de diferentes gráficos que resumen nuestras principales cifras y, a continuación, por primera vez, un balance judicial de Mediapart. Para celebrar este noveno aniversario e invitar al mayor número de personas posibles a descubrir lo imprevisto de la campaña presidencial en Mediapart, os proponemos una oferta de suscripción excepcional disponible hasta el próximo 31 de marzo (3 meses por 11 euros, descubrir aquí).

NADA SUCEDERÁ COMO ESTABA PREVISTO

#RienNeSePasseraCommePrevu (Nada sucederá como estaba previsto) : en forma de hashtag, esta fue la consigna de Mediapart en 2016, en los umbrales de la campaña presidencial de 2017. Mientras la mayoría de los comentaristas profesionales, acostumbrados a predecir el futuro basándose en sus prejuicios, se preparaba para revivir antiguos escenarios, esencialmente el protagonizado por un enfrentamiento entre François Hollande y Nicolas Sarkozy, con Marine Le Pen en la emboscada, nosotros apostamos con antelación por lo inédito e imprevisto.

Este pronóstico, confirmado por la hecatombe política de las primarias y el impacto devastador de los diferentes affaires, así como por la catástrofe electoral estadounidense, se apoyaba en la percepción documentada de la pro- funda crisis que socava nuestras sociedades, la democrática y ecológica, así como la social y cultural, etc. Pero también es fruto de nuestra experiencia colectiva en un periódico que, desde su nacimiento en 2008, ha sido construido a contracorriente de las certitudes establecidas.

Premiado en otoño de 2016 con el trofeo del « Titre de la décennie » (« Título del decenio ») en el salón La Presse au futur (La Prensa en el Futuro), Mediapart no sólo ha contradicho a los analistas que no creían en un modelo económico de pago para la prensa digital. También ha desmentido a aquel- los que ponían en duda la tradición de un periodismo de calidad bajo el pretexto de la revolución digital, donde solo habría cabida para las formatos cortos y los contenidos efímeros, lo inmediato y los flujos de información, el zapping y el buzz, los comentarios y el entretenimiento.

Mediapart hizo la apuesta inversa: un periodismo minucioso y enriquecido, utilizando todas las ventajas del medio digital para reforzar y defender lo mejor de nuestros valores profesionales. Consolidado por sus resultados de 2016 – sexto año consecutivo con un ejercicio financiero positivo, con un crecimiento de la cifra de negocios del 10 %, un 10 % más de número de socios y un beneficio bruto del 15 % –, el éxito económico de Mediapart es el éxito de su modelo editorial cuyos contenidos no han dejado de enriquecerse.

Periodismo, todavía periodismo, siempre periodismo: no hay otra receta más allá de esta obsesión, al servicio del derecho a saber de los ciudadanos, donde se construye una relación de confianza con un público exigente y participativo, crítico y pluralista. Un periodismo que no trata de escribir la historia por adelantado, sino que, al contrario, permanece atento ante los imprevistos, estos sucesos cuya aparición fortuita perturba nuestras habitudes y nuestra zona de confort, nuestras certitudes y nuestros prejuicios.

MEDIAPART 2016 EN CIFRAS

En 2016, Mediapart ha superado el umbral de 130.000 socios individuales y colectivos, fielmente adheridos a la independencia de su periódico de referencia. 2016 ha sido un año de fuerte crecimiento en todos los ámbitos : aumento de la cifra de negocios (+10 %, cuyos ingresos totales superan los 11 millones de euros), aumento del beneficio bruto y refuerzo del equipo edito- rial y de los servicios operacionales que reúnen a 74 colaboradores.

Evolución del número de suscriptores en 2016. Evolución del número de suscriptores en 2016.

Audiencia en 2016. Audiencia en 2016.

Evolución de la cifra anual de negocios. Evolución de la cifra anual de negocios.

El resultado corriente y el resultado neto 2009-2016. El resultado corriente y el resultado neto 2009-2016.

Balance y declaración de ingresos 2012-2016. Balance y declaración de ingresos 2012-2016.

Número de empleados permanentes en Mediapart. Número de empleados permanentes en Mediapart.

Desde el 31 de diciembre de 2016, gracias a estos buenos resultados, el capital de Mediapart ha evolucionado hacia el refuerzo de nuestra independencia, con la compra de una parte de las participaciones de uno de nuestros accionistas históricos, Ecofinance. Ahora, el centro de nuestra independencia (fundadores, asalariados, sociedad de amigos y amigos individuales) controla el 62% del capital. Esta información, facilitada a principios de este año 2017, no aparece mencionada en nuestro libro de resultados de 2016. 

Evolución del capital de Mediapart a principios de 2017. Evolución del capital de Mediapart a principios de 2017.

MEDIAPART EN JUSTICIA

Regularmente, Mediapart debe defender su trabajo ante la justicia. Lo hacemos en el marco de la ley republicana del 29 de julio de 1881 que establece la libertad de prensa en Francia y que instaura una jurisprudencia protectora sobre el derecho de información. El precio de la independencia es el deber de defenderse ante los tribunales, siendo conscientes de que no podemos actuar por encima de las leyes. Esta defensa judicial de Mediapart representa un coste anual que, con variaciones según el año, se sitúa en torno a los 150.000 euros.

Además de la verdad de los hechos, fundada en una serie de pruebas (que facilitamos cada vez que es posible), el equipo de Mediapart se ve enfrentado a enjuiciamientos que ponen en el centro de la diana su trabajo de « buena fe », un principio que responde a cuatro condiciones acumulativas: la legitimidad del objetivo perseguido (que las informaciones reveladas sean de interés público); la seriedad de la investigación (que existan elementos que apoyen el trabajo periodístico realizado), que presupone el respeto a la réplica (que la reacción de la persona acusada o de sus defensores haya sido presentada); la moderación y la prudencia en la expresión (que el artículo no revele una polémica venganza); la ausencia de animosidad personal (que el periodista no arregle sus cuentas personales o privadas).

Nuestra defensa está en manos de Jean-Pierre Mignard y Emmanuel Tordjman, del gabinete Lysias. Son los abogados de Mediapart desde su creación en marzo de 2008. Según un cálculo realizado a mediados de febrero de 2017, el gabinete cuenta con 97 dosieres relacionados con Mediapart y con el director de esta publicación (sabiendo que un mismo dosier puede contener varios procesos, incluyendo a uno o varios periodistas autores de los artículos enjuiciados).

A día de hoy, sólo tres condenas firmes han sido pronunciadas por difamación: una relacionada con un error material que, desde entonces, ha sido rectificado; una segunda basada en el insuficiente plazo de réplica; y una tercera por haber rectificado los propósitos de una entrevista. La fecha del artículo más antiguo concernido por estas condenas se remonta a 2010. Hay que añadir una condena pronunciada por una falta que concierne al derecho de respuesta dentro del plazo legal, pero esta sentencia no es definitiva ya que hemos apelado ante la Sala de lo Criminal de la Corte de Casación.

Mediapart ha sido absuelto en 69 dosieres (desestimados, sobreseídos, fallos absolutorios, nulos o inadmisibles como procedimiento). De este total, una cantidad nada desdeñable responde a procesos cuyos objetivos responden más a una campaña de comunicación que a una buena justicia: 28 dosieres han sido retirados y/o desestimados por las mismas personas que les iniciaron.

Así, Mediapart debe defenderse aún en 25 dosieres que no han sido juzgados de manera definitiva. Entre ellos, algunos ya han sido desestimados a nuestro favor y deben ser confirmados en apelación. Se trata especialmente del affaire Bettencourt, juzgado en Burdeos, y contra el cual la fiscal de la República ha apelado. Este mismo proceso nos ha llevado a iniciar dos procesos ante la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH), sobre el propósito de censura del que hemos sido víctimas tras nuestras revelaciones en el verano de 2010.  

Versión y edición española : Irene Casado Sánchez.

Le Club est l'espace de libre expression des abonnés de Mediapart. Ses contenus n'engagent pas la rédaction.